Seguidores

domingo, 28 de marzo de 2021

CONOCEMOS A...MARIANO MARTÍN

 ¿Qué os parecen estas ilustraciones?






¿Preciosas, verdad? Pues son de un ilustrador argentino llamado Mariano Martín. Están hechos con plastilina  y se ha añadido también algún que otro elemento ,como fotografía y papel de color. Como veis introduce nuevas texturas y diferentes acabados a la ilustración, dándole un efecto original y muy creativo. A mí me parece que el resultado es maravilloso.



Mariano Martín, nació en Buenos Aires y realizó la carrera de Diseño Gráfico. Ha publicado sus trabajos en diarios, revistas y sobre todo, libros infantiles de Argentina, América Latina  y Europa. Actualmente trabaja para la editorial Ediba, y sus dibujos son bien conocidos en el mundo educativo.



¿Bonito, verdad? Yo me voy a poner a investigar, aunque me salga solo algo parecido. Merece la pena. Ya os mostraré los resultados.










domingo, 21 de marzo de 2021

SEAMOS AMIGAS/OS

 


          Siguiendo una iniciativa del blog PLEGARIAS EN LA NOCHE  , el cual me ha nominado para seguir el juego "Seamos amigas/os", que tiene como fin el conocernos mejor unos a otros, voy a hablar un poco de mis gustos y aficiones, aunque los que pasan por mi blog ya tendrán una idea de cuáles son. Pero ahí van algunos detalles más.

LIBROS Y LITERATURA

          Desde que tengo uso de razón me ha gustado leer. Cuando era niña siempre pedía a los Reyes libros y más libros de cuentos, que después leía una y otra vez durante todo el año, y cuando gané mi primer sueldo, fuí atesorando colecciones de literatura clásica y libros de literatura actual hasta hacerme con una buena biblioteca.

          A la par de esta afición por la lectura ha ido también mi gusto por la escritura como vía para reflejar ideas, emociones, historias, recuerdos...Un poco de todo. De vez en cuando necesito dar de comer a ese gusanillo que tengo dentro, aunque sé que tengo mucho que aprender.



CINE Y PELÍCULAS

          Es otra de mis aficiones. Me gustan las buenas películas, las que encierran un mensaje, las que hacen pensar o las que reflejan una realidad pasada o actual. Ahora hace mucho que no voy al cine, por motivos del Covid, las salas en mi ciudad están cerradas, pero lo estoy echando mucho de menos, porque el cine en la televisión no es lo mismo. Podría citar muchas películas que me han impactado, pero me viene ahora mismo " Mientras dure la guerra", una de las últimas películas que he visto y que me gustó  muchísimo, tanto por la historia que encierra como por la interpretación, la ambientación...Es una película muy completa.

           La literatura y el cine histórico me encantan, y en especial el tema de la Guerra Civil.



LITERATURA INFANTIL E ILUSTRACIÓN

                La infancia nunca me ha abandonado, y me seguirá acompañando mientras viva. Soy una niña grande, que ha crecido pero sigue guardando su esencia infantil. Quizá tenga algo que ver todos los años que he dedicado a la docencia en esa etapa de la vida, que me han hecho zambullirme en el mundo infantil y su manera peculiar de ver la vida. Mis cuentos, mis historias, mi manera de escribir o dibujar están muy influenciados por ello.

          El gusto por el dibujo y la ilustración me vino pasada ya la infancia, en plena juventud. Asistí a clases y a algunos cursos. Las historias ilustradas me robaron el corazón  y tuve unos años que me dediqué de lleno a ello. En ellas encontré lo que siempre había buscado, la conjunción entre lo escrito y lo dibujado, su complementación. ¡Fue un descubrimiento maravilloso! Hice algunas exposiciones y también tengo varios álbumes ilustrados, pero nunca publiqué nada. Ese salto me queda por hacer.



LA MÚSICA

          Esta si que ha sido siempre mi asignatura pendiente. Cuando era jovencita se me pasó por la cabeza dedicarme a esta rama del arte, pero en aquellos años no era fácil y opté por la docencia que también me atraía y era más asequible. Mi afición por ella quedó como dormida y así ha estado muchísimos años, hasta que no hace mucho ha vuelto a despertar. Un buen día me dije que no podía quedarme con las ganas de aprender a tocar un instrumento, y  ya llevo varios años enganchada al violín, bonito pero difícil de tocar bien. Me entretiene, me mantiene activa y con inquietudes y de su mano voy conociendo los entresijos de la música, tanto clásica como moderna. Estoy encantada, y los progresos que hago están siendo importantes, según dicen los profes. Solo siento no haber empezado con ello antes, aunque al menos no me quedaré con las ganas de aprender a tocar un instrumento y ¡quién sabe! Tal vez esta asignatura deje de estar pendiente.



OTRAS AFICIONES

          No solo de arte vive el hombre, ni yo tampoco, claro. Otras cosas que también me gustan son la Naturaleza, los paseos por el campo, los animales, la comida sana...y los ratos que comparto con los buenos amigos como vosotros.



          Bueno, pues esto ha sido todo. Ahora, siguiendo el juego ,tendría que nominar otros diez blogs para que nos contaran algo de ellos mismos, pero prefiero que cada uno en libertad haga lo que quiera, y nos cuente o no lo que le parezca. Yo. por mi parte, me despido por hoy.

GRACIAS POR ESTAR AHÍ


domingo, 14 de marzo de 2021

LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA. DEMÉTER Y PERSÉFONE

 

El invierno va dando sus últimos coletazos, la primavera se acerca y ya es posible, cuando se sale por el campo, ver las primeras flores, mientras se disfruta del sol y la temperatura suave que invita a pasear. Ya da gusto salir por las tardes y observar en la Naturaleza los cambios que se van produciendo, sin casi darnos cuenta. La fuerza del sol, las tardes más largas, los primeros brotes... Se nota que Perséfone vuelve con su madre Deméter una vez más, y la alegría de ésta por estar al lado de su hija hace que todo vuelva a renacer y a llenarse de vida.
¡Qué bonita historia mitólogica la de estas dos mujeres -diosas!
Supongo que la sabéis porque es muy conocida, pero no me resisto a contarla una vez más.



Deméter, diosa de la agricultura, vivía feliz con su hija Perséfone en el monte Olimpo. Ésta era una joven muy hermosa que gustaba de bajar a los prados terrenales con sus amigas a recoger flores.  Uno de aquellos días, Plutón, el dios de los muertos la observó desde su mundo infernal lleno de tinieblas, y le pareció tan guapa que la raptó y la llevó a su reino de los muertos sin dejar ni rastro..
Entonces, su madre Deméter, desesperada por la desaparición de su hija la buscó  por todas partes, bajando a la misma tierra , vistiéndose de anciana por si alguien sabía algo de ella. Al no obtener resultados cayó en una profunda depresión y la tierra dejó de producir, los árboles dejaron de dar frutos y los campos se secaron, llegando el terrible frío del invierno. 
Por su parte Perséfone se moría también de tristeza.Separada de su madre, se negó a comer , perdió parte de su hermosura, y cuando ya no pudo aguantar más el hambre tomó seis granadas del huerto del Hades y se las comió. 




Día a día la situación se hacía cada vez más insostenible, hasta que  Zeus, el dios de dioses, pensó que debía tomar cartas en el asunto. Por ello, habló seriamente con Plutón, y le dijo que debía devolver a Perséfone para que todo volviera a estar como antes.
Plutón aceptó y la llevó junto a su madre. La dos se abrazaron llorando de alegría, pero en ese momento Plutón sonrió maléfico y dijo a Deméter:
-Tu hija ha comido seis granadas de mi huerto y por eso debe volver otra vez conmigo
Deméter, entonces, contestó llena de ira:
- Si haces eso, la tierra no volverá a dar frutos jamás, y hombres y animales morirán.
Zeus, asustado por la amenaza de la diosa intervino para negociar una solución.
Finalmente, Deméter no tuvo más remedio que aceptar que el dios de las Tinieblas se casase con su hija, y que ésta pasase seis meses al año con él, uno por cada granada que comió, y los otros seis meses con su madre.
Por esta razón la tierra florece y da frutos en primavera y verano, cuando madre e hija están juntas, y se queda triste y seca cuando Perséfone regresa con Plutón.

Es una bonita historia, donde se mezclan la luz y las tinieblas como ocurre siempre en la vida, pero esperando y deseando de corazón que en esta nueva estación , ya sea primavera para unos u otoño para otros, la luz se vaya haciendo cada vez más intensa y salgamos de una vez de las tinieblas.



domingo, 7 de marzo de 2021

EN EL DÍA DE LA MUJER

 

          Llega el 8 de marzo y seguimos a vueltas con el tema de las manifestaciones. Parece que hemos aprendido poco tras un año de enfermedad y muerte en todo el mundo, y con la amenaza de que esto pueda seguir todavía un tiempo más.

          Pienso que son importantísimas las reivindicaciones por los derechos de la mujer y la igualdad, y que es necesario luchar para que día a día la situación mejore y consigamos esos reconocimientos. Queda aún mucho camino por andar y mucho trabajo que hacer. Pero no podemos olvidar que estamos en medio de una situación sanitaria muy grave, en donde expertos y científicos desaconsejan las concentraciones por el bien de nuestra salud, y que de realizarse esas aglomeraciones de gente podría significar un paso atrás en todo lo que llevamos recorrido, con el consiguiente aumento de enfermos y muertos.

           ¿Merece la pena celebrar el 8 de marzo de esta manera?

          ¿Es que no hay otras vías alternativas?

         ¿Por qué ese empeño en hacer manifestaciones a toda costa?

          ¿No hemos visto lo que ocurrió en Navidad?

          Hoy en día se pueden buscar otras alternativas perfectamente válidas. No es necesario que salgamos a la calle todos. Internet, por ejemplo, es un excelente medio para hacer llegar estas reivindicaciones a un montón de gente de todo el mundo. Y si no queremos Internet, tenemos los balcones, las pegatinas...y cualquier otra idea que se pueda añadir.

No es necesario poner en peligro ni una sola vida. Hace unos días recibí una noticia que me estremeció. Un niño de unos 8 o 9 años se debatía entre la vida y la muerte. Se había infectado de covid, y llevaba ya una semana sin síntomas, pero de repente se puso muy malito, y a día de hoy no se sabe si podrá salir adelante. Y como este caso los hay a montones, de todas las edades. Los científicos y sanitarios lo saben muy bien porque lo ven a diario y luchan contra ellos. En nuestra mano está también evitar que ocurra.

Bueno, y como mañana es el Día de la Mujer, he preparado también mi pequeña aportación. No iré a ninguna manifestación, pero si dejo mi pequeño homenaje aquí a todas ellas y mi deseo de que avancemos firmes y seguros hacia la igualdad en cualquier rincón del mundo.

MUJERES

Abuelas, madres, hijas, hermanas, esposas, amantes, amigas, compañeras...¡Qué sería del mundo sin ellas! Qué sería sin todo ese conjunto de mujeres que forman la mitad de la Humanidad. Al lado del hombre siempre, muchas veces bajo su sombra, silenciosas, han sacado adelante sus vidas y las de otros. Han parido y criado a los hijos que después harían progresar el mundo. Qué hubiera sido sin ellas, que lo dieron todo sin que se notara nada, como si fuera la cosa más natural del mundo.


¡FELIZ DÍA A TODAS!






domingo, 28 de febrero de 2021

LA LENGUA DESATADA

 

                                                                Imagen de la Red

          Queridos amigos y visitantes, como bien habéis podido comprobar llevo más de un mes sin escribir. No ha sido por falta de ganas, pero el exceso de trabajo ,las obligaciones familiares y también mis antiguos problemas con la visión, me han tenido un tanto "secuestrada". Ya me encuentro un poquito más relajada y mejor, aunque lo de los ojos terminará en operación , seguramente, pero no es algo grave y será más adelante.

          Os agradezco el interés que habéis demostrado muchos de vosotros al no verme por aquí. ¡Ya estoy de vuelta! Dispuesta a retomar la actividad y a o ponerme al día poco a poco.

          Os dejo, para empezar este pequeño relato de una" lengua desatada", que espero os resulte entretenido.

LA LENGUA DESATADA

Imagen de Red

          Carmencita llevaba trabajando en el restaurante bastantes años, y durante todo ese tiempo había soportado infinidad de humillaciones por parte de doña Adela, una jefecilla de tres al cuarto que se creía más lista que nadie y cuya única táctica para imponer respeto y disciplina en el trabajo eran los gritos y descalificaciones.

          Carmencita ya estaba cansada de aguantar improperios. "Un día de éstos la voy a soltar cuatro cosas, un día de éstos no me voy a contener y la vamos a tener gorda, un día de éstos...", se decía a sí misma, pero ese día nunca llegaba, y la buena de Carmencita tragaba y tragaba sin rechistar.

          Sin embargo la cuerda cada vez se tensaba más y solo esperaba el momento oportuno para estallar y liberar su tensión. Y ese momento llegó el día que doña Adela acusó a su camarera de haber llegado tarde al trabajo. ¡A ella, que siempre había cumplido religiosamente con el horario!.

          Aquella si fue la gota que colmó el vaso, y Carmencita  estalló esta vez en un arrebato de ira sin precedentes. De su boca empezaron a salir todos los reproches que llevaba acumulados de mucho años atrás. Su lengua se soltó como si tuviera vida propia, de tal manera que no solo expuso las quejas que llevaba acumuladas año tras año,  sino también todo lo que pensaba de su jefa, sin dejarse nada. Se vació por completo, dejando al descubierto sus pensamientos y reproches como si la hubieran abierto en canal.

          Mientras tanto, doña Adela no daba crédito a lo oía. De la impresión se quedó muda y anclada en el suelo. Sin mover un solo músculo,  mientras su rostro iba cambiando de color, rojo, verde, blanco, amarillo... Cuando recuperó el habla lo único que acertó a decir fue:

          -¡Queda usted despedida!

          Y Carmencita, sin pensárselo dos veces, se quitó el mandil, lo tiró con rabia al suelo y salió por la puerta con la frente bien alta, como los toreros cuando hacen una buena faena.

          Ya en la calle, y cuando recuperó la compostura, quedó admirada de sí misma y aquella valentía que había salido no sabe de dónde. Felicitó a su lengua por haber sabido poner las cosas en su sitio, aunque ella no le hubiera dado permiso para ello, y comenzó a andar, con paso firme y decidido, aliviada del peso que cargaba a sus espaldas desde hacía tanto tiempo.

 


          

viernes, 22 de enero de 2021

EL CASTING

 


Hace unas semanas descubrí un generador de historias (Storynator). Me pareció algo muy divertido y me decidí a escribir algo con todos esos ingredientes disparatados que se proponían. No sé si habrá quedado bien pero por lo menos yo me divertí mucho haciéndolo. Aquí dejo el resultado.

               EL CASTING

La sala de espera de los estudios Sexyboom está llena a rebosar. Hombres y mujeres de todo tipo y edad han acudido al casting que esa mañana se realizará para la próxima película porno.

Un señor con bigote y gafitas redondas se mira impaciente el reloj esperando su turno.

-Perdón, ¿puedo sentarme aquí?-le pregunta una señorita rubia de muy buen ver pero con una halitosis que tiraba de espaldas.

-Si, claro, cómo no- contesta el señor de bigote apartándose un poco y mirando otra vez el reloj.

-¿ Y usted también ha venido a lo del casting?-pregunta ella por hacerse la simpática.

El hombre, tapándose disimuladamente la nariz le contesta:

-Si, así es, con el coronavirus me he quedado sin empleo- y vuelve a mirar el reloj.

- A mí me ocurrió algo parecido-dice la chica, y el hombre se vuelve a tapar la nariz, alejándose un poco- Era vendedora en una inmobiliaria que tuvo que cerrar por falta de ventas.

-¡No me extraña! ¡Con este olor!- dice para sí el señor.

-¿Ha dicho algo?-pregunta ella.

-No, no , nada- Pero para sus adentros pide con todas sus fuerzas que no le toque como compañera de reparto.

-¿Y a qué se dedicaba usted?-quiere saber ella.

- Era arqueólogo, en una buena empresa, pero con la que nos está cayendo, nos despidieron a todos.

Y en ese momento escuchan sus nombres por el altavoz: " Basilio Ruíz y Rosa Bermúdez, pasen a la sala número 3".

Nerviosos los dos se levantan, se recomponen un poco la ropa y entran.

Un tipejo calvo  y barrigudo les tiende la mano y se presenta como el director. Les ordena situarse en mitad de los focos e interpretar una tórrida escena amorosa..

Basilio se acerca a Rosa. Se mira el reloj, piensa que no va a poder soportar el olor nauseabundo que sale de la boca de ella. Intenta no obsesionarse, no pensar, no pensar, no pensar...Al final consigue dominarse, la coge por la cintura y le da un tímido beso en los labios, pero Rosa le atrapa bien, le besa a lo grande, y Basilio se olvida por completo del mal aliento y se entrega de lleno a la faena.

-¡Corte, corten!- se oye una voz detrás de los focos.

Es una mujer algo estrafalaria, bajita, gorda y con peluca, vestida de rockera, que de buenas  a primeras parece que lleva al voz cantante. Pero entonces, ¿dónde está el director de la película?

Los aspirantes a actores no salen de su asombro, cuando por las cortinas del fondo ven aparecer a dos enfermeros con una camisa de fuerza y se la ponen a la mujer. Ésta forcejea. No quiere que la sujeten y se resiste, como consecuencia de ello la peluca se cae y aparece el director de cine.

-Disculpen- dice uno de los enfermeros- Se ha escapado del psiquiátrico. No sabe lo que hace. Tan pronto piensa que es un hombre como una mujer. Ustedes no se preocupen que ya nos lo llevamos.

Los aspirantes se miran sin entender nada, se encogen de hombros, y sin pensarlo dos veces, con una urgencia que no admite demora, se deciden a terminar lo empezado. Mientras, a lo lejos, se oye la voz del director que dice..."¡Suéltenme, suéltenme de inmediato! ¡Esto no es lo que parece!"



lunes, 11 de enero de 2021

"AÑO DE NIEVES, AÑO DE BIENES"

 


          "Año de nieves, año de bienes", eso dice el refrán, pero no parece que vaya a ser así. Primero la pandemia no nos da tregua, los casos no hacen más que subir como la espuma, y después, el paso de Filomena que nos ha dejado, además de daños personales que es lo peor, carreteras cortadas, pueblos aislados, cortes de luz y suministro en algunos lugares, techos caídos, árboles doblados...por citar solo algunas de las lindezas que nos ha traído, aunque los paisajes estaban preciosos, eso no lo voy a negar, y los niños y no tan niños han disfrutado de la nieve como nunca, hasta los esquíes y trineos han podido sacar ( algo que jamás he visto en mi ciudad).

          He de reconocer que a mí, al principio, me gustaba. Era bonito ver caer los copos y comprobar como todo se iba vistiendo de blanco poco a poco... pero después de tres días nevando sin parar, una ya se cansa, y más cuando comprueba  lo peligroso que puede llegar a ser, y lo triste que es para todos aquellos que no tienen donde resguardarse del temporal.

          Mi calle se quedó intransitable, ni podían pasar automóviles ni personas, los árboles de mi pequeño jardincito amanecieron tronchados, mi coche enterrado sin poderlo sacar ( aún sigue en medio de una pista de hielo). Me he pasado tres días quitando nieve a paletadas para abrir accesos. Ayer tarde la situación era penosa en mi urbanización, la gente tenía que trabajar y no podía salir, y es asombroso como en medio de estas situaciones de necesidad  las personas se unen. Salimos todos los vecinos a la calle y quien más quien menos puso su granito de arena para abrir pasos por los que poder circular, arrimando el hombro con lo que se  podía: palas de jardín, rastrillos, cepillos, recogedores...pues tampoco estábamos preparados de medios adecuados. Hasta los niños pequeños con sus palitas ayudaron, y lo más curioso del caso es que se estableció entre todos un clima de camaradería y solidaridad nunca visto, pues el resto del año a penas si nos saludamos cuando coincidimos al entrar o salir de casa. Ha tenido que llegar una monumental tormenta de nieve para que saquemos ese pedacito de solidaridad con los demás que todavía nos queda. Y por eso quizá sea cierto lo del refrán " Año de nieves, año de bienes".  A ver si puede ser que así sea y este año se va también la pandemia con viento fresco lo mismo que ha hecho Filomena.

          Yo me voy a descansar un poco porque de tanto acarrear nieve estoy molida y tengo todo el cuerpo dolorido. No estoy ya para estas fiestas. Me voy a tomar un té calentito, que me está haciendo mucha falta. Si gustáis podéis serviros uno.