Seguidores

domingo, 15 de septiembre de 2019

UN, DOS , TRES...¡A LA ESCUELA OTRA VEZ!


En esta semana se han abierto las aulas en todas partes. Los escolares han vuelto a ocupar sus mesitas, y con sus libros recién estrenados vuelven al quehacer diario que trae consigo el fin del verano y el comienzo de curso. Ya pasaron los tiempos de sol, de luz, de tardes interminables, de juegos y libertad. Para los profes también se acabó su merecido descanso, aunque muchos de ellos seguro que ya , antes de empezar, andaban dando vueltas en su cabeza sobre lo que iban a hacer este año, sus innovaciones, sus nuevos proyectos, sus mejoras para hacer la clase más bonita y atractiva. El profe que lo es de corazón, no descansa nunca.

A ellos quiero dedicar esta entrada, porque sé lo mucho que están trabajando en este momento para poner el curso en marcha y sacarlo adelante. Lo sé de buena tinta porque yo lo he hecho durante toda mi vida. Durante el verano preparaba mil y una tarea para que la clase funcionara lo mejor posible, intentando  evitar los errores del año anterior y probando cosas nuevas. Y cuando llegaba el día de empezar a ponerlo en marcha estaba deseando, llena de ilusión. Sabía lo importante que es el primer contacto con los niños para inyectarles la mayor dosis de entusiasmo posible, que vengan contentos al colegio. Luego, seguramente, vendrán decepciones y otras cosillas, pero si se empieza con buen pie se pueden ir superando todas las dificultades.

¡Mucho ánimo, queridos compañeros, y también queridos niños! Empieza una nueva oportunidad de aprender y descubrir, de trabajar por nosotros mismos y porque el mundo sea un poquito mejor.


Había una vez una escuela en la que cabía el mundo entero,
y guiados por la mano del maestro descubríamos cada rincón



Cuando tienes un buen maestro, ya no hay miedos, 
sino retos que te ayudan a mejorar cada día.









miércoles, 11 de septiembre de 2019

EL REGRESO

¡¡¡Hola, hola a todos !!! 
Aquí estoy de nuevo. El verano está llegando a su fin, las vacaciones se terminan y ya vamos volviendo todos, poco a poco, a nuestras tareas cotidianas. Atrás queda el calor y los apacibles días estivales con su tiempo de relax y viajes.  Una nueva etapa se abre llena de ilusiones y proyectos, con ganas de retomar las cosas donde las dejamos y añadir todo aquello que se nos ha ido ocurriendo en los meses de descanso.
El mes de septiembre es un mes bonito, de temperaturas dulces y agradables, que invita a ordenar ideas y planificar actividades nuevas. Despedimos una estación y damos la bienvenida a la siguiente, y aunque a mi, personalmente, me da pena que se nos vaya el verano con su explosión de luz y alegría, no me importa recibir al otoño, pues cada estación tiene su magia.
 Estoy deseando ya pasarme por vuestros blogs y ponerme al día en las publicaciones. Después del descanso se me han abierto las ganas de escribir y leer, asi que allá voy a visitaros y a preparar dibujos y relatos con los que entreteneros en los próximos meses.
Para empezar os dejo un calendario que siempre hago para repartir a familiares y amigos, como a vosotros no os veo físicamente, os lo dejo on line para que el que quiera se lo descargue.


Y como según las predicciones meteorológicas el fin de semana se presenta lluvioso y con tormentas, haremos caso al refrán que dice...


             SI EN SEPTIEMBRE EMPIEZA A LLOVER,
                        OTOÑO SEGURO ES.

jueves, 1 de agosto de 2019

FELICES VACACIONES

Resultado de imagen de vacaciones de verano

Ha llegado agosto y con él el tiempo para descansar y tomarse un respiro. De vez en cuando es necesario parar y cambiar de actividad, dedicar tiempo a otras cosas y disfrutar más de la familia y amigos. Así pues, voy a parar unos días, para desconectar y volver con ganas  renovadas. A la vuelta nos esperan nuevos retos y lecturas que compartir, ahora , de momento, os deseo a todos que lo paséis muy bien, disfrutando del buen tiempo y el descanso merecido.



Resultado de imagen de vacaciones de verano









miércoles, 24 de julio de 2019

UN RECUERDO PARA LOS ABUELOS


El próximo día 26 se celebra el día de los abuelos, un fecha que tenía muchas ganas de que llegara porque, para mí, lo mismo que para muchos otros, los abuelos son algo muy especial. Tuve la suerte de conocer a los cuatro y guardo en la memoria momentos felicísimos pasados con ellos. Sé que algunos de los que pasáis por aquí ya tenéis nietecillos, lo que aprovecho para desearos un feliz día en su compañía, siempre que se pueda, y sino, cuando el tiempo y las circunstancias lo permitan.
Os dejo este cuento que escribí en especial para que tanto niños como abuelos disfruten con él.

EL PROBLEMA DE MARGARITA LIBREJO CIENLETRAS

Margarita Librejo Cienletras estaba en el jardín de su casa tomando el sol plácidamente con un libro en la mano . Cualquiera que la hubiera visto pensaría que estaba en la gloria, pero no era así. Su nieto la había metido en un embrollo de "toma pan y moja". La había apuntado al concurso de cocina de abuelas que se iba a celebrar en el colegio, y desde entonces no vivía ni tenía resuello. ¡ Pobre mujer!

¡Un concurso de cocina, madre mía !- se decía a sí misma- ¿Pero qué voy a hacer yo allí si no sé hacer ni un huevo frito en condiciones? Lo que no se me quema, lo dejo insípido, o  me paso de sal o se queda medio crudo...¡Menudo desastre! ¡Y a ver cómo le digo yo al niño que no voy! Todos irán con sus abuelas candorosas, expertas maestras culinarias, que sabrán hacer unos platos riquísimos, y yo seré la única que no sepa. ¡Qué ridículo más grande! Si es que en mi vida no he hecho otra cosa que leer y leer...pero de cocinar...poco, poco..."

El tiempo corría deprisa y debía encontrar una solución lo antes posible. Fue a ver a su amiga Encarnita Perejil, excelente repostera. En un plis plás le preparó una  tarta de chocolate con nata que estaba para chuparse los dedos, pero cuando Margarita fue a hacerla ella misma, el chocolate se le agarró, le quedó un sabor a quemado bastante desagradable y terminó en la basura.
-¡Bueno!- se dijo-¡ No nos pongamos nerviosos! Voy a ver si  Teresa Picatostes me da la receta de esas  galletas con crema que le salen tan buenas cuando vamos a merendar a su casa.

Y para allá fue la mujer, apurada y esperanzada a la vez.
Y Teresa estuvo muy gustosa en darle la receta, pero cuando Margarita llegó a su casa...
¡Hasta las doce de la noche estuvo probando a ver si le salían las dichosas galletas ! ¡No conseguía dar con el punto exacto y que le quedarán comestibles! Harta y hasta el moño ( que no lo tenía) se fue a acostar con toda la cocina patas arriba, sin haber hecho nada  y con sensación de inutilidad total.

Escuchó en el reloj dar la una, las dos, las tres..., daba vueltas y vueltas en la cama como un molinillo sin poder pegar ojo, hasta que  a las cuatro de la madrugada pensó...  "... tal vez...no pierdo nada si miro en el viejo libro de cocina ..."

Se levantó de un salto y fue hasta la estantería. Le costó un poco encontrarlo, pues como no lo manejaba nunca estaba en el lugar más recóndito. Escondido y lleno de polvo. Después de unos cuantos estornudos, lo abrió y buscó algo decente para hacer. ¡Imposible! Todo le parecía muy difícil y los ingredientes eran un problema porque su despensa no disponía de la mayoría.

Abatida y echa polvo le sorprendió la mañana del día del concurso. Ya no había tiempo. Pero no podía presentarse así ante su nietecito, le haría quedar mal delante de los demás compañeros y sentiría vergüenza. ¿Qué podía hacer?

A las doce del mediodía todos estaban con sus abuelas en el colegio, habían traído sus exquisiteces , a cual más rica y elaborada. Orgullosas , las abuelas, daban a probar sus  platos. Las tartas de tres chocolates, las pastas de cabello de ángel, las yemitas de San Antonio...¡y qué se yo cuántas cosas más!.

 Hasta que le llegó el turno a Margarita que había estado callada en un rincón con una  bolsa del supermercado en la mano. Se colocó en medio de la estancia, mandó a los niños que se sentaran en el suelo haciendo un círculo y les repartió a cada uno una bolsita de pipas que había comprado en la tienda, después dijo:
" He disfrutado mucho con todo lo que habéis traído y merece todo mi respeto y admiración, pero siento decir que mis dotes para la cocina son nulas y antes de que cojáis un dolor de barriga por mi culpa he preferido hacer lo que realmente me sale bien...¡Contar cuentos!"
Se escuchó un "ohhhhh" gigante . Grandes y chicos  acomodaron bien sus traseros y se dispusieron a oir. La voz de Margarita sonó clara y segura:
"Había una vez..."

Durante los minutos que estuvo hablando no se movió una mosca. Grandes y chicos escuchaban entusiasmados, mientras comían su bolsa de pipas con avidez, y al terminar, el aplauso fue apoteósico. ¡Todos salieron encantados!

Margarita no ganó el concurso pero hizo lo que mejor le salía en el mundo y quedó muy , muy, muy satisfecha. A la salida se le acercó el abuelo de Pepito Corchete, para felicitarla mientras la invitaba a café. Ella aceptó sin pensarlo dos veces... ¡Era tan apuesto...! ¿Será éste el comienzo de ...."una amistad especial"?

                                             

Obra registrada  nº 1907241516811

jueves, 18 de julio de 2019

DOÑA BAILARINA

Saludos , amigos. Otra vez estoy de vuelta después de unas semanas de retiro, que no han sido precisamente  de vacaciones, sino que algunos temas personales me han tenido "secuestrada", pero ya estoy aquí dispuesta a comenzar la actividad de nuevo. Y para empezar os dejo este cuentecito infantil con sus ilustraciones, que también son mías. Espero que os guste y sirva para mitigar las altas temperaturas que estamos padeciendo


Doña Bailarina se asomó a la ventana de su Casa Azul. Le gustaba ver caer la lluvia a través de los cristales y recordar viejos tiempos. Porque Doña Bailarina no siempre fue vieja, hubo un tiempo en que tenía la piel lisa y hermosa...¡Y un montón de admiradores!

Trabajaba en el " Circo de los Sueños". Hoy aquí, mañana allá, y muy poquito tiempo para descansar.

Por aquellos años Doña Bailarina tenía un serio problema: " Se había enamorado de Don Payaso como quien no quiere la cosa". Sin embargo él no se daba cuenta de ello, ni siquiera cuando ella, solícita y cariñosa, le ayudaba a ponerse la peluca antes de la función.   
                                  
Doña Bailarina estaba triste, muy triste, y no sabía qué hacer ¡Tantos admiradores como tenía y se fue a enamorar precisamente de uno que no le hacía caso!

-¡Se necesita ser tonta!- pensaba amargamente

Un día que estaba tan afligida que no le apetecía ensayan, se acercó a ella su amiga Doña Trapecista y le entregó una carta misteriosa.
-¡Qué bonita !- exclamó Doña Bailarina-  Es de un admirador secreto ¡Y qué  cosas más cariñosas dice!...¡Oh, y aquí me llama " grácil mariposa".

Y a partir de entonces las cartas empezaron a llegar con frecuencia. Entonces, Doña bailarina estuvo hecha un mar de dudas. Don Payaso le gustaba mucho, pero...¡aquel admirador secreto decía unas cosas tan bonitas! ¡ y lo de "grácil mariposa", le sonaba tan bien!

Y mientras tanto, el circo seguía su marcha, recorriendo pueblos y ciudades cada vez más grandes. Su fama crecía como una bola de nieve...hasta que llegaron a Villa Espejo, la ciudad más importante del mapa. Y todos los artistas circenses preparaban con empeño su número para quedar bien ante tan numeroso público.
                                                 
 Por fin llegó el día del estreno de la función. La actuación dió comienzo con normalidad y el público parecía que lo estaba pasando bien. Malabaristas, magos, trapecistas...fueron aclamados con gran ovación. La lona parecía que se iba a venir abajo. Don Jefe sonreía satisfecho...¡Hasta que le llegó el turno a Doña Bailarina! Subió por la cuerda, hizo un par de piruetas en el aire, miró hacia abajo, vió en una esquina a Don Payaso que le guiñaba un ojo...y se puso tan nerviosa que resbaló con el pie izquierdo y cayó, ante el asombro y estupor de los que lo veían.

Don Payaso, con el rostro desencajado por el susto, saltó como un resorte hacia el centro de la pista a socorrer a Doña Bailarina, que tendida en el suelo, no acertaba a comprender qué le había pasado. En medio de la confusión , vio un montón de pies que la rodeaban, y solo una cara muy cerquita de la suya, con una peluca verde fosforito y una enorme risa dibujada que le decía: " Estoy contigo, grácil mariposa. ¡Sólo ha sido un tropezón!".

Y Doña Bailarina lo comprendió todo. ¡Don payaso y Don Admirador Secreto eran la misma persona! ¿Cómo no se había dado cuenta antes?
Don Payaso tan alegre y dicharachero con los demás, era tremendamente tímido con ella, y como no se atrevía a decir lo que sentía, lo hacía a través de notitas.

Ahora ya ha pasado mucho tiempo de aquello. Los dos se casaron y envejecieron juntos. Fueron felices y comieron perdices.  Y a Doña Bailarina, los días de lluvia le gusta recordar, y piensa en lo curioso que es el género humano... ¡ Y en cuántas personas puede haber en una sola!
                                         

obra registrada nº 1907181460885










domingo, 30 de junio de 2019

PERROS AL RESCATE



Resultado de imagen de incendio en toledo y la protectora de san bernardo ayer

La generosidad y la empatía  parece que es algo que está pasado de moda, cada uno vive en su burbuja y son pocos los que piensan en los demás. Sin embargo , hoy me gustaría resaltar un hecho que me ha llenado de alegría y esperanza, al comprobar que todavía hay gente que, cuando se requiere su ayuda, salen sin pensar en lo que eso puede comprometer a su comodidad.
El pasado viernes por la tarde, día 28, se declaró un incendio muy cerca de mi ciudad, en sus alrededores más próximos. Varias urbanizaciones se vieron afectadas y no hubo más remedio que desalojar a los vecinos de algunas casas, dos residencias que se encontraban cerca y una protectora de animales abandonados.
El desalojo de las personas se hizo sin problemas y por su propio pie, pero el de los animales fue mucho más complicado. Eran alrededor de medio centenar de perritos que se quedaban en la calle de golpe y porrazo, entre los que había enfermos y muy ancianitos. Había que sacarlos de allí inmediatamente por la cercanía de las llamas. La situación era de extrema urgencia.  En seguida se corrió la voz a través de las redes sociales y los móviles. Gracias a la participación ciudadana  los pudieron trasladar sin ninguna baja, aunque a dos de ellos fue dificultoso sacarles. Los agruparon en una explanada cercana donde no corrieran peligro.
 En seguida llegaron voluntarios con bidones de agua y sacos de comida. Pero necesitaban casas de acogida temporal hasta que dieran permiso para volver a la protectora en la que vivían . ¡Y tampoco eso se hizo esperar! A la caída de la tarde, cuando ya se aproximaba la noche...¡todos los perritos estaban acoplados! con lo que eso supone de molestia para las casas, pero la generosidad  pudo más.
Me conmovió la actuación de la gente, que fue maravillosa. Se volcaron con ellos. Fue una respuesta abrumadora. Y es que tal vez no somos tan  impasibles y egocéntricos como parecemos a veces, en el fondo de nuestros corazoncitos quedan rescoldos de humanidad que se avivan cuando vemos que
surge una necesidad grande.

Perros de la perrera de San Bernardo


 MIS FELICITACIONES A TODOS LOS QUE PARTICIPARON EN ESTE MARAVILLOSO RESCATE

viernes, 28 de junio de 2019

HUMOR CALENTITO


Imagen relacionada

La ola de calor que ha llegado  no nos da tregua por la zona centro. Cada día hace más y salir a la calle se considera un acto de heroísmo. Pero os dejo aquí unos cuantos chistes para que, por lo menos, lo llevéis con humor.









Chistes de calor


Chistes de calor

Chistes de calor

Chistes de calor

Resultado de imagen de chistes de calor