Seguidores

jueves, 18 de julio de 2019

DOÑA BAILARINA

Saludos , amigos. Otra vez estoy de vuelta después de unas semanas de retiro, que no han sido precisamente  de vacaciones, sino que algunos temas personales me han tenido "secuestrada", pero ya estoy aquí dispuesta a comenzar la actividad de nuevo. Y para empezar os dejo este cuentecito infantil con sus ilustraciones, que también son mías. Espero que os guste y sirva para mitigar las altas temperaturas que estamos padeciendo


Doña Bailarina se asomó a la ventana de su Casa Azul. Le gustaba ver caer la lluvia a través de los cristales y recordar viejos tiempos. Porque Doña Bailarina no siempre fue vieja, hubo un tiempo en que tenía la piel lisa y hermosa...¡Y un montón de admiradores!

Trabajaba en el " Circo de los Sueños". Hoy aquí, mañana allá, y muy poquito tiempo para descansar.

Por aquellos años Doña Bailarina tenía un serio problema: " Se había enamorado de Don Payaso como quien no quiere la cosa". Sin embargo él no se daba cuenta de ello, ni siquiera cuando ella, solícita y cariñosa, le ayudaba a ponerse la peluca antes de la función.   
                                  
Doña Bailarina estaba triste, muy triste, y no sabía qué hacer ¡Tantos admiradores como tenía y se fue a enamorar precisamente de uno que no le hacía caso!

-¡Se necesita ser tonta!- pensaba amargamente

Un día que estaba tan afligida que no le apetecía ensayan, se acercó a ella su amiga Doña Trapecista y le entregó una carta misteriosa.
-¡Qué bonita !- exclamó Doña Bailarina-  Es de un admirador secreto ¡Y qué  cosas más cariñosas dice!...¡Oh, y aquí me llama " grácil mariposa".

Y a partir de entonces las cartas empezaron a llegar con frecuencia. Entonces, Doña bailarina estuvo hecha un mar de dudas. Don Payaso le gustaba mucho, pero...¡aquel admirador secreto decía unas cosas tan bonitas! ¡ y lo de "grácil mariposa", le sonaba tan bien!

Y mientras tanto, el circo seguía su marcha, recorriendo pueblos y ciudades cada vez más grandes. Su fama crecía como una bola de nieve...hasta que llegaron a Villa Espejo, la ciudad más importante del mapa. Y todos los artistas circenses preparaban con empeño su número para quedar bien ante tan numeroso público.
                                                 
 Por fin llegó el día del estreno de la función. La actuación dió comienzo con normalidad y el público parecía que lo estaba pasando bien. Malabaristas, magos, trapecistas...fueron aclamados con gran ovación. La lona parecía que se iba a venir abajo. Don Jefe sonreía satisfecho...¡Hasta que le llegó el turno a Doña Bailarina! Subió por la cuerda, hizo un par de piruetas en el aire, miró hacia abajo, vió en una esquina a Don Payaso que le guiñaba un ojo...y se puso tan nerviosa que resbaló con el pie izquierdo y cayó, ante el asombro y estupor de los que lo veían.

Don Payaso, con el rostro desencajado por el susto, saltó como un resorte hacia el centro de la pista a socorrer a Doña Bailarina, que tendida en el suelo, no acertaba a comprender qué le había pasado. En medio de la confusión , vio un montón de pies que la rodeaban, y solo una cara muy cerquita de la suya, con una peluca verde fosforito y una enorme risa dibujada que le decía: " Estoy contigo, grácil mariposa. ¡Sólo ha sido un tropezón!".

Y Doña Bailarina lo comprendió todo. ¡Don payaso y Don Admirador Secreto eran la misma persona! ¿Cómo no se había dado cuenta antes?
Don Payaso tan alegre y dicharachero con los demás, era tremendamente tímido con ella, y como no se atrevía a decir lo que sentía, lo hacía a través de notitas.

Ahora ya ha pasado mucho tiempo de aquello. Los dos se casaron y envejecieron juntos. Fueron felices y comieron perdices.  Y a Doña Bailarina, los días de lluvia le gusta recordar, y piensa en lo curioso que es el género humano... ¡ Y en cuántas personas puede haber en una sola!
                                         

obra registrada nº 1907181460885










domingo, 30 de junio de 2019

PERROS AL RESCATE



Resultado de imagen de incendio en toledo y la protectora de san bernardo ayer

La generosidad y la empatía  parece que es algo que está pasado de moda, cada uno vive en su burbuja y son pocos los que piensan en los demás. Sin embargo , hoy me gustaría resaltar un hecho que me ha llenado de alegría y esperanza, al comprobar que todavía hay gente que, cuando se requiere su ayuda, salen sin pensar en lo que eso puede comprometer a su comodidad.
El pasado viernes por la tarde, día 28, se declaró un incendio muy cerca de mi ciudad, en sus alrededores más próximos. Varias urbanizaciones se vieron afectadas y no hubo más remedio que desalojar a los vecinos de algunas casas, dos residencias que se encontraban cerca y una protectora de animales abandonados.
El desalojo de las personas se hizo sin problemas y por su propio pie, pero el de los animales fue mucho más complicado. Eran alrededor de medio centenar de perritos que se quedaban en la calle de golpe y porrazo, entre los que había enfermos y muy ancianitos. Había que sacarlos de allí inmediatamente por la cercanía de las llamas. La situación era de extrema urgencia.  En seguida se corrió la voz a través de las redes sociales y los móviles. Gracias a la participación ciudadana  los pudieron trasladar sin ninguna baja, aunque a dos de ellos fue dificultoso sacarles. Los agruparon en una explanada cercana donde no corrieran peligro.
 En seguida llegaron voluntarios con bidones de agua y sacos de comida. Pero necesitaban casas de acogida temporal hasta que dieran permiso para volver a la protectora en la que vivían . ¡Y tampoco eso se hizo esperar! A la caída de la tarde, cuando ya se aproximaba la noche...¡todos los perritos estaban acoplados! con lo que eso supone de molestia para las casas, pero la generosidad  pudo más.
Me conmovió la actuación de la gente, que fue maravillosa. Se volcaron con ellos. Fue una respuesta abrumadora. Y es que tal vez no somos tan  impasibles y egocéntricos como parecemos a veces, en el fondo de nuestros corazoncitos quedan rescoldos de humanidad que se avivan cuando vemos que
surge una necesidad grande.

Perros de la perrera de San Bernardo


 MIS FELICITACIONES A TODOS LOS QUE PARTICIPARON EN ESTE MARAVILLOSO RESCATE

viernes, 28 de junio de 2019

HUMOR CALENTITO


Imagen relacionada

La ola de calor que ha llegado  no nos da tregua por la zona centro. Cada día hace más y salir a la calle se considera un acto de heroísmo. Pero os dejo aquí unos cuantos chistes para que, por lo menos, lo llevéis con humor.









Chistes de calor


Chistes de calor

Chistes de calor

Chistes de calor

Resultado de imagen de chistes de calor






sábado, 22 de junio de 2019

CUENTO DE BRUJAS PARA LA NOCHE DE SAN JUAN



A las ocho de la tarde
 Calamidad Calambres se levantó cuatro horas antes de lo habitual. En cuanto sonó el despertador, la  bruja no se demoró un segundo en poner los pies en el suelo. Tenía tantas cosas qué hacer que no sabía si le iba a dar tiempo a realizarlas todas y llegar puntual a la gran fiesta de brujas que se celebraba a medianoche en el Cementerio de las 7 Lápidas.

A las 8 y cinco de la tarde
Lo primero que hizo fue prepararse un suculento desayuno. Como era día especial , además del jugo de ratones triturados que tomaba a diario, se preparó un buen revuelto de ojos de lechuza frescos con dientes de serpiente caramelizados, y lo regó con una pizca de nata desnatada de alas de mosca verde.
-Un día es un día- pensó- Mañana volveré a la dieta.

A las 9 de la noche
-¡Estoy horrorosa! ¡No sé qué hacer con esta cara y estos pelos!! Se notan los setecientos cuarenta y tres años que tengo, pero esta noche debo parecer una jovencita que no pasa de los doscientos.
Así pues, se lavó la cabeza con agua sucia y pis de gato, se cogió los rulos y esperó un rato. Se peinó después con el rastrillo de arreglar las macetas, se probó el gorro y quedó satisfecha.

A las 10 de la noche
 Sacó de su tocador cochambroso un bote de crema grasiento y se embadurnó la cara con él. Al terminar se le había quedado toda verde y llena de arugas, pero a ella le pareció que estaba muy favorecida. Después se roció el cuerpo con aroma de coliflor cocida que reservaba para las ocasiones especiales. Le costó un dineral.

A las 11 de la noche
Fue a buscar su traje de fiesta. Abrió el armario y empezó el dilema, porque no sabía cuál ponerse. El color negro era el más elegante y el que por tradición se había llevado siempre, pero ese año estaba muy de moda el rosa, aunque a su edad...
- ¡Recorcomoñas! ¿por qué no me puedo poner lo que quiera? La Malospelos y la Rompescobas me van a sacar las tiras, pero a mí qué más me da...¡Qué digan lo que quieran! Por una vez voy a hacer lo que me de la real gana.
Y se colocó el vestido rosa. Se puso después una araña gorda y peluda en el escote para que le hiciera más atractiva y se dispuso a salir.

A las 11 y media de la noche
Fue a por su libro de hechizos y su escoba que estaba al lado de la basura. Subió al tejado. Puso en marcha el piloto automático y el GPS y...salió volando.

De las doce en adelante
Como estaba previsto llegó puntual a la cita, ni un minuto antes ni un minuto después. No paró de bailar y bailar y bailar toda la noche alrededor del fuego y sobre las tumbas. Los esqueletos que estaban dentro protestaron un poco...¡poca cosa! .Ella disfrutó como loca, probó brebajes de todos los colores, olores y sabores. Sus amigas del alma la criticaron el vestido, el maquillaje, los adornos...y hasta el color de las uñas, que en lugar de ser negro se las había pintado a rayas.¡ Estaban pálidas de envidia cochina!

A las 6 de la mañana
Con las primeras luces del alba la fiesta dió a su fin.  Calamidad Calambres regresó extenuada, con las medias rotas y el maquillaje corrido, pero...¡se lo había pasado tan bien!
Y una última reflexión en la cama " ¡Qué necesidad tenemos de andar por los cementerios y caernos con alguna lápida? ¿No sería mejor bailar en una sala de fiestas como hace todo el mundo?     ¿ Me estaré haciendo vieja...?"
Y se durmió.


Código de registro 1906231260185

miércoles, 19 de junio de 2019

UNA LUZ EN LA OSCURIDAD

Hace unos días me llegó al móvil un mensaje que me dejó impresionada a más no poder. Era el testimonio de una persona, escritor en la actualidad, que tuvo una infancia y juventud muy difíciles. Es de las cosas que te hacen pensar y replantearte lo que estás haciendo con tu vida y tu tiempo. Os lo voy a dejar para que lo veáis. Merece la pena.


Alberto Espinosa, en la actualidad tiene 45 años, estudió Ingeniería Industrial, pero pudo más su gusto por las letras y se hizo escritor. Ha trabajado en cine y teatro, como guionista y actor. El reconocimiento a su talento le llegó con el guión de "Planta 4ª", una película de Antonio Mercero, protagonizada por Juan José ballesta, y que es, en cierto modo, autobiográfica, pero escrita con mucha ternura y alejada de toda tragedia. Estuvo nominada a los Premios Goya. A esta película le siguieron otras y siete libros publicados, al igual que otros trabajos de radio y televisión.
Como veis es un ejemplo digno de alguien que no tiró la taolla  y pudo salir adelante y triunfar con la ayuda de una maravillosa mujer.
A mí me impresionó su historia...¿y a vosotros?

domingo, 16 de junio de 2019

JUEGOS DE VERANO


Querida Andrea:

Me alegro muchísimo que estés disfrutando tanto del verano en tu pueblo y que estés en tan buena compañía. Seguro que allí tienes muchas amigas y amigos con los que jugar y pasar el rato, además de tus primos. Ernesto no tardará  en llegar para pasar allí sus vacaciones y , por lo que me cuentas, creo que tú también le gustas a él. Mándame una foto para que pueda ver cómo es.

¡Ah, cómo te envidio! Aquí, en el campo, estoy casi siempre sola,. Son pocas las ocasiones en las que tengo compañía con la que jugar, aunque, si te digo la verdad, nunca me aburro, y me lo paso bien. Tengo algunos juguetes, los que me traen los Reyes y los que me compran en la feria de  verano. Pero todo lo que pillo me sirve, las hojas de los árboles, las piedras, las cajas de cartón , los trozos de tela ...El otro día me fabriqué una tienda de campaña con una cortina vieja, una cuerda y algunas piedras pesadas.¡Quedó un refugio estupendo! Metí dentro mi hamaca, mis juguetes , mis libros...¡Y no veas la cantidad de tiempo que paso allí metida! Puedo jugar feliz en la intimidad, lejos de las miradas indiscretas de los adultos.

Otra cosa que me gusta mucho son los columpios. En casa no tenemos ninguno , pero hay una casa vecina que si lo tienen .Mi hermana es muy amiga de la hija mayor de esa familia. Entre dos árboles grandes han colocado una viga enorme, y luego dos cuerdas atadas a una tabla. Es un columpio de los buenos, buenos que te suben a la luna. Muchas veces voy hasta allí, pido permiso para columpiarme un ratito y me lo paso genial, empujando cada vez más y más alto. sin que ningún otro niño venga a importunarme.

También me gusta mucho ir al arroyo. Es apenas un hilito de agua que va por las piedras paralelo al Cigarral de Honorio. Todo su recorrido está fresquito y lleno de juncos. Cuando el calor es fuerte me voy allí a jugar. En una mano una bolsa con los juegos y en otra una sombrilla para resguardarme del sol, porque no hay árboles que den sombra por allí, solo maleza y pinchos. Si hace mucho calor me refresco los pies. Es lo único que se puede meter en el agua, pero cuando al mediodía el bochorno es muy grande tengo que volver a casa.    ¡La de viajes que hago a ese sitio! Tengo hecha una vereda de tanto ir y venir, y me conozco cada piedra, cada caminito. En las primeras y últimas horas del día es cuando mejor se está. Es el momento perfecto para ir a jugar.

 Bueno...estas son algunas de las cosas que hago. También me divierto de otras maneras que ya te contaré porque siempre no estoy sola. A veces recibo visitas de otros vecinitos que viven por los alrededores y buscan compañía, como yo. Pero eso lo dejo para otra ocasión

Te dejo, Andrea. No tardes tanto en contestarme, que me hace mucha ilusión recibir carta tuya.
Un beso muy grande.



domingo, 9 de junio de 2019

LA TARASCA Y EL CORPUS TOLEDANO




Toledo se prepara ya para la fiesta más festejada de todas , su fiesta grande, la del Corpus Christi.  Las calles toledanas en este momento son un ir y venir de ajetreo, colocando adornos en  plazas  y calles, y preparándolo todo para la procesión.
Una de las tradiciones más antigua es el desfile de la Tarasca junto con los Gigantes y Cabezudos que desfilan la víspera del Corpus y un rato antes de la procesión para anunciar las fiestas y que hacen las delicias de los niños y también de los mayores..

Resultado de imagen de la tarasca toledo

La Tarasca es una pieza fundamental en este cortejo, es un monstruo verde con forma de dragón con alas y que en el lomo lleva una muñeca que baila, llamada la "tarasquilla",que según cuentan es la representación de Ana Bolena, la mujer que Enrique VIII que provocó el cisma anglicano.
Y, siendo Toledo una ciudad con tanta historia y tradiciones, no es de extrañar que también la Tarasca tenga su leyenda, la cual la vamos a conocer a continuación.

LEYENDA DE LA TARASCA


Corría el siglo XVIII. Las calles de  Toledo se engalanaban con mil adornos, flores, lámparas, pendones...y los famosos toldos. El bullicio crecía por momentos y la ciudad se preparaba para vivir su fiesta grande.
Sin embargo no todos estaban contentos, pues se había corrido la voz de que el cardenal Lorenzana iba a prohibir el desfile de la Tarasca, ese ser fantástico con forma de tortuga gigante, cabeza de dragón, cola de escorpón y alas de murciélago, por considerarlo un elemento pagano.

Daniela, Diego y Joaquín, tres muchachitos jóvenes, se encontraban inquietos y contrariados. A los tres les fascinaba aquel monstruo y sentían por él verdadero cariño, y no comprendían cómo este ser de cartón y papel iba a quedar sin salir y sin que pudieran disfrutar de  él los niños.

Su peor pesadilla se hizo realidad cuando, pocos días antes de la fiesta, un pregonero anunció que por tratarse de un ser representativo del mal y del Apocalipsis, no solo no desfilaría sino que iba a ser destruído después de las fiestas.

¡Aquello era demasiado! ¡La Tarasca destruída! No lo podían consentir. Había que evitarlo como fuera y los tres amigos  quedaron para trazar un plan. Aquella misma noche, cuando todo estuviera en calma, se introducirían por una puerta trasera hasta el lugar donde descansaba el monstruo de cartón y la sacarían con cuidado para llevarla a casa del abuelo de Daniela, que vivía junto al río. Allí la esconderían en un gran almacén de trastos hasta que corrieran mejores tiempos.
Y así lo hicieron.

Mientras Toledo dormía, a la hora convenida, tres sombras abrieron el enorme portón y sacaron al animal. Lo subieron con mucho esfuerzo hasta la Plaza de Zocodover sintiendo que sus fuerzas flaqueaban, pero una vez allí todo iría mejor, pues el camino era cuesta abajo hasta llegar al río. Ya se disponían a bajar , cuando algo imprevisto sucedió. El pestillo de madera que frenaba al bicho se había partido por el traqueteo de la subida y el animal comenzaba a deslizarse calle abajo sin control.
Daniela y Diego se colocaron delante para frenar con sus cuerpos, mientras Joaquín  sujetaba por detrás. Todo era en vano, aquel animal iba cogiendo cada vez más velocidad y arrastraba a los muchachos. Varias veces estuvo a punto de estrellarse contra la fachada de alguna casa ante el estupor de los tres amigos. Al fin llegaron al río y pensaron que los lodos y el arenal frenarían  la bajada, pero la Tarasca había alcanzado tal velocidad que al llegar a la orilla comenzó a sumergirse entre los juncos y carrizos.

Daniela, Diego y Joaquín lloraban desconsolados dando todo por perdido.
Pero , inesperadamente, el animal, como si se hubiera dado cuenta de su destino, no siguió sumergiéndose y quedó flotando en medio de un remanso. ¡Se había salvado!

Y cuenta la leyenda que, a la mañana siguiente, la Tarasca fue rescatada de las aguas por las gentes del barrio, y que el Cardenal, al escuchar el relato de lo sucedido y comprobar que los toledanos estaban dispuestos a todo por salvarla, decidió darle el indulto.
Aquel año la Tarasca no pudo salir en el desfile pues había que reparar sus numerosos desperfectos, pero desde el año siguiente y hasta hoy no ha dejado de pasear por las calles de Toledo haciendo las delicias de todo el mundo, en especial de los más pequeños.

Asi que ya sabéis, si tenéis tiempo y podéis no dejéis de visitar Toledo en esos días de fiesta. Esta todo precioso y es digno de ver. Estoy segura que os gustará.

Resultado de imagen de corpus christi toledo 2019