Seguidores

domingo, 28 de febrero de 2021

LA LENGUA DESATADA

 

                                                                Imagen de la Red

          Queridos amigos y visitantes, como bien habéis podido comprobar llevo más de un mes sin escribir. No ha sido por falta de ganas, pero el exceso de trabajo ,las obligaciones familiares y también mis antiguos problemas con la visión, me han tenido un tanto "secuestrada". Ya me encuentro un poquito más relajada y mejor, aunque lo de los ojos terminará en operación , seguramente, pero no es algo grave y será más adelante.

          Os agradezco el interés que habéis demostrado muchos de vosotros al no verme por aquí. ¡Ya estoy de vuelta! Dispuesta a retomar la actividad y a o ponerme al día poco a poco.

          Os dejo, para empezar este pequeño relato de una" lengua desatada", que espero os resulte entretenido.

LA LENGUA DESATADA

Imagen de Red

          Carmencita llevaba trabajando en el restaurante bastantes años, y durante todo ese tiempo había soportado infinidad de humillaciones por parte de doña Adela, una jefecilla de tres al cuarto que se creía más lista que nadie y cuya única táctica para imponer respeto y disciplina en el trabajo eran los gritos y descalificaciones.

          Carmencita ya estaba cansada de aguantar improperios. "Un día de éstos la voy a soltar cuatro cosas, un día de éstos no me voy a contener y la vamos a tener gorda, un día de éstos...", se decía a sí misma, pero ese día nunca llegaba, y la buena de Carmencita tragaba y tragaba sin rechistar.

          Sin embargo la cuerda cada vez se tensaba más y solo esperaba el momento oportuno para estallar y liberar su tensión. Y ese momento llegó el día que doña Adela acusó a su camarera de haber llegado tarde al trabajo. ¡A ella, que siempre había cumplido religiosamente con el horario!.

          Aquella si fue la gota que colmó el vaso, y Carmencita  estalló esta vez en un arrebato de ira sin precedentes. De su boca empezaron a salir todos los reproches que llevaba acumulados de mucho años atrás. Su lengua se soltó como si tuviera vida propia, de tal manera que no solo expuso las quejas que llevaba acumuladas año tras año,  sino también todo lo que pensaba de su jefa, sin dejarse nada. Se vació por completo, dejando al descubierto sus pensamientos y reproches como si la hubieran abierto en canal.

          Mientras tanto, doña Adela no daba crédito a lo oía. De la impresión se quedó muda y anclada en el suelo. Sin mover un solo músculo,  mientras su rostro iba cambiando de color, rojo, verde, blanco, amarillo... Cuando recuperó el habla lo único que acertó a decir fue:

          -¡Queda usted despedida!

          Y Carmencita, sin pensárselo dos veces, se quitó el mandil, lo tiró con rabia al suelo y salió por la puerta con la frente bien alta, como los toreros cuando hacen una buena faena.

          Ya en la calle, y cuando recuperó la compostura, quedó admirada de sí misma y aquella valentía que había salido no sabe de dónde. Felicitó a su lengua por haber sabido poner las cosas en su sitio, aunque ella no le hubiera dado permiso para ello, y comenzó a andar, con paso firme y decidido, aliviada del peso que cargaba a sus espaldas desde hacía tanto tiempo.

 


          

viernes, 22 de enero de 2021

EL CASTING

 


Hace unas semanas descubrí un generador de historias (Storynator). Me pareció algo muy divertido y me decidí a escribir algo con todos esos ingredientes disparatados que se proponían. No sé si habrá quedado bien pero por lo menos yo me divertí mucho haciéndolo. Aquí dejo el resultado.

               EL CASTING

La sala de espera de los estudios Sexyboom está llena a rebosar. Hombres y mujeres de todo tipo y edad han acudido al casting que esa mañana se realizará para la próxima película porno.

Un señor con bigote y gafitas redondas se mira impaciente el reloj esperando su turno.

-Perdón, ¿puedo sentarme aquí?-le pregunta una señorita rubia de muy buen ver pero con una halitosis que tiraba de espaldas.

-Si, claro, cómo no- contesta el señor de bigote apartándose un poco y mirando otra vez el reloj.

-¿ Y usted también ha venido a lo del casting?-pregunta ella por hacerse la simpática.

El hombre, tapándose disimuladamente la nariz le contesta:

-Si, así es, con el coronavirus me he quedado sin empleo- y vuelve a mirar el reloj.

- A mí me ocurrió algo parecido-dice la chica, y el hombre se vuelve a tapar la nariz, alejándose un poco- Era vendedora en una inmobiliaria que tuvo que cerrar por falta de ventas.

-¡No me extraña! ¡Con este olor!- dice para sí el señor.

-¿Ha dicho algo?-pregunta ella.

-No, no , nada- Pero para sus adentros pide con todas sus fuerzas que no le toque como compañera de reparto.

-¿Y a qué se dedicaba usted?-quiere saber ella.

- Era arqueólogo, en una buena empresa, pero con la que nos está cayendo, nos despidieron a todos.

Y en ese momento escuchan sus nombres por el altavoz: " Basilio Ruíz y Rosa Bermúdez, pasen a la sala número 3".

Nerviosos los dos se levantan, se recomponen un poco la ropa y entran.

Un tipejo calvo  y barrigudo les tiende la mano y se presenta como el director. Les ordena situarse en mitad de los focos e interpretar una tórrida escena amorosa..

Basilio se acerca a Rosa. Se mira el reloj, piensa que no va a poder soportar el olor nauseabundo que sale de la boca de ella. Intenta no obsesionarse, no pensar, no pensar, no pensar...Al final consigue dominarse, la coge por la cintura y le da un tímido beso en los labios, pero Rosa le atrapa bien, le besa a lo grande, y Basilio se olvida por completo del mal aliento y se entrega de lleno a la faena.

-¡Corte, corten!- se oye una voz detrás de los focos.

Es una mujer algo estrafalaria, bajita, gorda y con peluca, vestida de rockera, que de buenas  a primeras parece que lleva al voz cantante. Pero entonces, ¿dónde está el director de la película?

Los aspirantes a actores no salen de su asombro, cuando por las cortinas del fondo ven aparecer a dos enfermeros con una camisa de fuerza y se la ponen a la mujer. Ésta forcejea. No quiere que la sujeten y se resiste, como consecuencia de ello la peluca se cae y aparece el director de cine.

-Disculpen- dice uno de los enfermeros- Se ha escapado del psiquiátrico. No sabe lo que hace. Tan pronto piensa que es un hombre como una mujer. Ustedes no se preocupen que ya nos lo llevamos.

Los aspirantes se miran sin entender nada, se encogen de hombros, y sin pensarlo dos veces, con una urgencia que no admite demora, se deciden a terminar lo empezado. Mientras, a lo lejos, se oye la voz del director que dice..."¡Suéltenme, suéltenme de inmediato! ¡Esto no es lo que parece!"



lunes, 11 de enero de 2021

"AÑO DE NIEVES, AÑO DE BIENES"

 


          "Año de nieves, año de bienes", eso dice el refrán, pero no parece que vaya a ser así. Primero la pandemia no nos da tregua, los casos no hacen más que subir como la espuma, y después, el paso de Filomena que nos ha dejado, además de daños personales que es lo peor, carreteras cortadas, pueblos aislados, cortes de luz y suministro en algunos lugares, techos caídos, árboles doblados...por citar solo algunas de las lindezas que nos ha traído, aunque los paisajes estaban preciosos, eso no lo voy a negar, y los niños y no tan niños han disfrutado de la nieve como nunca, hasta los esquíes y trineos han podido sacar ( algo que jamás he visto en mi ciudad).

          He de reconocer que a mí, al principio, me gustaba. Era bonito ver caer los copos y comprobar como todo se iba vistiendo de blanco poco a poco... pero después de tres días nevando sin parar, una ya se cansa, y más cuando comprueba  lo peligroso que puede llegar a ser, y lo triste que es para todos aquellos que no tienen donde resguardarse del temporal.

          Mi calle se quedó intransitable, ni podían pasar automóviles ni personas, los árboles de mi pequeño jardincito amanecieron tronchados, mi coche enterrado sin poderlo sacar ( aún sigue en medio de una pista de hielo). Me he pasado tres días quitando nieve a paletadas para abrir accesos. Ayer tarde la situación era penosa en mi urbanización, la gente tenía que trabajar y no podía salir, y es asombroso como en medio de estas situaciones de necesidad  las personas se unen. Salimos todos los vecinos a la calle y quien más quien menos puso su granito de arena para abrir pasos por los que poder circular, arrimando el hombro con lo que se  podía: palas de jardín, rastrillos, cepillos, recogedores...pues tampoco estábamos preparados de medios adecuados. Hasta los niños pequeños con sus palitas ayudaron, y lo más curioso del caso es que se estableció entre todos un clima de camaradería y solidaridad nunca visto, pues el resto del año a penas si nos saludamos cuando coincidimos al entrar o salir de casa. Ha tenido que llegar una monumental tormenta de nieve para que saquemos ese pedacito de solidaridad con los demás que todavía nos queda. Y por eso quizá sea cierto lo del refrán " Año de nieves, año de bienes".  A ver si puede ser que así sea y este año se va también la pandemia con viento fresco lo mismo que ha hecho Filomena.

          Yo me voy a descansar un poco porque de tanto acarrear nieve estoy molida y tengo todo el cuerpo dolorido. No estoy ya para estas fiestas. Me voy a tomar un té calentito, que me está haciendo mucha falta. Si gustáis podéis serviros uno.

 



miércoles, 6 de enero de 2021

EN ENERO, CAPRICORNIO ES EL PRIMERO



           Lo primero desearos un feliz año a todos y desear que los Reyes  hayan sido generosos en vuestros hogares y que traigan salud y prosperidad al mundo. Por mi parte, después de estos días de fiestas y relajación me he vuelto a poner las pilas y ya estoy preparada para poner en marcha el blog con su actividad habitual y pasar a visitaros.

          Este año he preparado también un calendario que podréis descargar, y girará en torno a los Signos del Zodíaco. Para algunos serán verdades incuestionables, para otros mero entretenimiento, pero todos, tanto unos como otros hemos mirado alguna vez nuestro signo para comprobar si acertaba en sus predicciones o en los rasgos del carácter. Por eso espero que os guste y ya me diréis en lo que acierta.

             en enero, capricornio es el primero

 Reconocer a Capricornio a simple vista no es tarea fácil. Se puede conseguir pero a base de tiempo. Podemos decir que es como la cabrita del monte, que parece débil y quebradiza pero que es capaz de subir las montañas más escarpadas y dejar detrás al más pintado.
A Capricornio lo podemos encontrar siempre donde tenga oportunidad de avanzar y progresar. No lo verás riendo despreocupado en una fiestas, ni llamando la atención,pero si en una reunión social de la que se pueda sacar algún provecho. Quizá pueda parecer que los demás están mejor preparados, que son más hábiles o inteligentes para llegar a la meta, pero se equivocan, Capricornio les ganará seguro aunque parezca más desvalido que ellos.Como se confunde fácilmente con el grupo, lo mismo que la cabra en el paisaje, a veces no es fácil reconocerlo.
 Físicamente pueden ser personas fuertes y musculosas, pero también delgadas y nerviosas, o blandas y regordetas. Pero en cualquier caso siempre estará acorde  con su sitio.
 Su personalidad siempre está envuelta en un halo de melancolía o gravedad. 
Suelen ser de pies fuertes, con gran habilidad manual y de voz suave. Pueden parecer tan inofensivos como un osito de peluche pero son fuertes como un roble. Son muy trabajadores, aceptando las presiones, obligaciones y decepciones, mientras siguen su camino hacia arriba ,como las cabras, sin desviarse ni a un lado ni a otro, puede que alguno se le adelante pero es Capricornio el que llega primero..
Respetan la autoridad y la sabiduría de la edad, y entre ellos los hay que son románticos empedernidos, pero nunca dejarán que sus emociones les alejen de la realidad de los hechos. Irán directos al grano y su carácter tímido les hará poco amigos de los estallidos emocionales en público.
Será raro encontrarlos con las narices metidas en lo que no les importa o dados al chismorreo. Tampoco son dados a dar consejos que no les piden, por eso no perderá tiempo contigo tratando de enseñarte si no lo quieres.
Con su sentido práctico nunca les verás precipitarse en los negocios o el matrimonio si no está bien seguro.
Cuando son niños tienden a ser más débiles y enfermizos que los demás, pero a medida que cumplen años, la fuerza y la resistencia ante la enfermedad van siendo mayores, tanto es así que , no son pocos los que llegan a alcanzar el siglo de edad. Sin embargo, para poder conservar una buena salud es necesario que hagan un poco más de ejercicio al aire libre y que desarrollen una actitud más positiva y extrovertida..
Los Capricornio son tímidos y dulces por naturaleza, un poco cabezotas también, pero se aprovechan de sus propias debilidades para hacerse fuertes. No le verás sobresalir, pero en realidad es él quien mueve los hilos y quien gobierna la situación, aunque no se deje ver al frente del desfile. Camina siempre lento, pero seguro y es una delicia acercarse a él y descubrir sus preciosos tesoros.

CAPRICORNIOS FAMOSOS
Pablo Casals, Ava Gadner, Juana de Arco, Isaac Newton, Edgar Allan Poe









miércoles, 30 de diciembre de 2020

EL AÑO QUE SE NOS VA

           Estamos a punto de despedirlo. Quedan poco más de veinticuatro horas para decirle adiós para siempre, y no ha sido un año especialmente fácil.Pasará a la historia, ¡eso seguro!, pero no por haber traído nada bueno sino por ser el fatídico año en el que se desató la pandemia que asoló al mundo entero. Atrás deja un reguero de muertos, enfermos, familias destrozadas, negocios en ruinas, hambre, pobreza...Hay quien está desando que termine, que den las doce campanadas y pasemos al siguiente, como si la cosa fuera tan fácil. No cambiará nada porque pasemos la página del 31 de diciembre al 1 de enero. Seguiremos igual, aunque es cierto que parece que se va viendo un débil rayo de luz con la vacuna. Esperemos que poco a poco tome fuerza y se haga cada vez más grande, pero para eso aún hay que atravesar momentos duros. Vamos por el buen camino , pero aún no se ha acabado. Es necesaria todavía mucha prudencia y seguir poniendo de nuestra parte.

          Por eso,mi deseo para este año 2021 es que volvamos poco a poco a la "vieja normalidad", la que  teníamos en el 2019. Que podamos salir a la calle con libertad, que podamos sentarnos en una terraza sin miedo y sin  tomar precauciones de distancia o mascarilla, que podamos visitar a los seres queridos las veces que nos de la gana, y poderlos abrazar y besar, que podamos salir con amigos y movernos sin restricciones, que aquel que caiga enfermo se pueda curar sin dificultad, que los que han perdido su trabajo o su negocio puedan remontar de nuevo...Y así tantas y tantas cosas que perdimos y ahora anhelamos volver a tener.

          Esto es lo que deseo de verdad, de corazón, y algo me dice que lo lograremos, que el Año Nuevo, aunque tampoco sea fácil, va a ser mejor y en él se irá recuperando lo perdido, quizá más despacio de lo que nos gustaría, pero poco a poco y con buen pie. 

          Por eso brindaré para que esto sea así, y en todas vuestras casas y en todos los hogares del mundo , la salud y la prosperidad empiecen a tener un espacio cada vez mayor

                        ¡FELIZ 2021!

(imagen de la red)






miércoles, 23 de diciembre de 2020

FELIZ NAVIDAD

 PAZ, AMOR, SUERTE, FELICIDAD, SALUD, FUERZA, ILUSIÓN, PROSPERIDAD...

Y TODOS MIS MEJORES DESEOS PARA TÍ Y LOS TUYOS EN ESTA NAVIDAD.



lunes, 21 de diciembre de 2020

CUMPLEAÑOS FELIZ

 

          Me contaron que era domingo, un 21 de diciembre, entre las tres y tres y media de la tarde, en pleno solsticio de invierno, con un frío de muerte en la calle. La matrona auguró un parto lento y difícil, pero no fue así. El camino a la salida me costó un poquito más porque nací de pie. Eso fue todo. Mi abuela lo festejó mucho pues corría la creencia de que a los nacidos de esta manera les esperaba buena suerte en la vida. Mi hermana, en cambio, se acercó hasta donde estaba y mostró una clara decepción ¡Nunca había imaginado que un bebé recién nacido fuera tan feo!

           Así fue mi llegada al mundo, con sus anécdotas, dimes y diretes, como la de cualquier persona. Han pasado ya una friolera de años desde aquello, y hoy se añade uno más. Los vaticinios de mi abuela se han cumplido, pues hasta la fecha la vida no me ha tratado mal.  Sigo aquí, contenta de cumplir un año más y poderlo celebrar con todos vosotros. Pero basta de cháchara...

          Os dejo esta tarta para que os comáis un trozo. Podéis coger lo que queráis. No se acaba nunca y además no engorda. ¡Las cosas buenas de la red!


y lo podéis acompañar con té o café







¡A DISFRUTAR!