Seguidores

domingo, 26 de julio de 2020

EL CUMPLEAÑOS


EL CUMPLEAÑOS

          Era el día de su cumpleaños. Un día como otro cualquiera, pensó nada más despertarse. Después de tantos años ya no se acordaba de los que cumplía. Tenía que echar las cuentas para saberlo con exactitud, y después de todo...¡qué importaban ya los que hiciera!. Uno más , uno menos, daba igual. Tendría que seguir aguantando el dolor artrítico de la rodilla, el de la cabeza, la insuficiencia cardíaca y otras cuantas cosas más que, no por ser su cumpleaños, iban a desaparecer. Tampoco esperaba visitas. Sus hijos y nietos vivían demasiado lejos de la residencia...¡y ya se sabe! los trabajos, los colegios, las obligaciones y los horarios les impedirían estar con ella ese día. Tendría que conformarse con  alguna llamada telefónica.

          Así pues, con el ánimo un tanto decaído, cogió el bastón, salió al pasillo y se dirigió al comedor para desayunar. Tomó asiento en su mesa de siempre, se sirvió el café y cogió unas galletas del plato que estaba en el centro de la mesa, pero al levantar la servilleta, debajo de ésta, cuidadosamente colocado, encontró un paquetito envuelto en papel de regalo. La sorpresa hizo que todos los resortes de su cuerpo se pusieron en pie, el corazón a galope tendido, los nervios desbocados y la cabeza dándole vueltas. Con manos temblorosas lo abrió y quedó al descubierto una figura tallada en madera de fabricación casera, pero muy bien elaborada, con un escueto mensaje que decía

          "¡Muchas felicidades, Julia!"

 

            Desconcertada y con el rubor devorándola viva, levantó la vista y se fue a encontrar de bruces con unos ojos de color de miel, tan ancianos como los suyos, que la miraban llenos de ternura.  Mil mariposas le corrieron por la tripa como si tuviera quince años.

          Y entonces, en ese mismo momento, ocurrió algo sorprendente. El sol brilló con mayor intensidad y la mañana resplandeció como nunca llevándose lejos los dolores del cuerpo y el desánimo del alma. Era el día de su cumpleaños, y algo hermoso, más viejo que ellos dos, estaba empezando a nacer. 

Aprovecho para felicitar a todos los abuelitos y abuelitas, asi como a los Joaquines y Anas.

¡MUCHAS FELICIDADES!


85 comentarios:


  1. Gasto para leer y desear a todos los abuelos y abuelos del mundo un feliz día

    Buen domingo
    abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es una tierna y bonita entrada. Me uno a tí en la felicitación de los abueletes y los Joaquines y Anas, que tenemos varios en el grupo.

    Buen verano.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo relato! Yo ya no tengo abuelos, ni abuelas, pero los echo de menos. Su dulzura, su generosidad. Por cierto, que yo no soy abuelita, pero JAMÁS me he acordado de los años que tengo, tengo que restar mi año de nacimiento. Dejé de contar a los 16 años. Sigo siendo la misma pasen los años que pasen, jijiji. Un abrazo, seño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los abuelos, lo mismo que a los padres, siempre se les echa de menos y s eles lleva en el corazón.
      Un beso, Blanca

      Eliminar
  4. Ay por favor, qué maravilla de historia.
    Los abuelos son lo mejor. Yo los tuve hasta los treinta y tantos años y los echo de menos. Mis hijos en dos meses han perdido a mi madre y a mi suegro, menos mal que los disfrutaron muchos años.
    La figura d emadera me recordó a mi abuelo, aún conservo algunas de las cosas que me hacía, talladas con tanto amor.
    Muy feliz domingo y gracias por esta historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte haber disfrutado de tus abuelos tantos años!Lo de la figurita lo puse en recuerdo a mi padre, que le gustaba trabajar con la madera.
      Un beso muy grande, Marigem

      Eliminar
  5. Me sigues llevando con tus escritos a mi pasado de niña buena
    abrazos siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que eso te haga feliz.
      Un abrazo Recomenzar

      Eliminar
  6. Hola Rita! Que tierna historia la de esta abuelita cumpleañera. Me encantó! No hay edad para encontrar el amor. Te deseo un lindo domingo! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además, como ves en el relato, el amor sirve para curar todo tipo de males.
      Un abrazo, Lady Blue

      Eliminar
  7. Ese era mi sueño, llegar a la vejez en compañía del amor de toda la vida, un milagro en tu relato, un abrazo Rita! Y Muy Feliz Día a los Abuelos de todos los lares!

    ResponderEliminar
  8. Una historia tan conmovedora como real, suceden estas cosas cuando el espíritu es más joven que el cuerpo.
    Feliz día a los que son abuelos. Yo me quedé en el camino por desgracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor puede aparecer cuando menos se espera.
      Un beso muy grande, Airblue

      Eliminar
  9. Hace muchos años, cuando empecé en la docencia, me hizo reír una niña porque se negó a hacer un trabajo por ser el día de su cumpleaños. A veces me da pena que se hagan mayores, nunca sus cumpleaños van a ser los mismos, he, he.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día del cumpleaños es para cada uno el más importante del año, y bien podían dejarnos en los trabajos ese día libre...je, je. Yo también, el día del cumpleaños liberaba al niño o niña de tener que hacer tarea en casa.
      Un abrazo, Ses

      Eliminar
  10. Rita, me has colmado de alegría y emoción y lagrimillas porque solo de imaginarme la escena de la abuelita mirando esos ojos color miel es lo mas...el amor no tien edad y queda bien reflejado en tu texto.
    Muchas felicidades a todos lo abuelos y los que de alguna manera sin serlo como era mi caso tan bien ejerce de mis sobrinos nietos que los adoro ..Una feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo acabo de ser tia abuela también y es una alegría muy grande. Me alegro que te guste el relato. A veces esas cosas pasan y el amor se encuentra donde menos se espera.
      Un besito, Campirela

      Eliminar
  11. Lindo post, ese regalo de cumpleaños abre un día de sol en la mirada. Muy bonito, la verdad

    Por Joaquín y Ana. Felicidades a quienes tienen esos nombres. Un abrazo, Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor nos puede hacer vibrar en el momento menos pensado. No mira la edad.
      Un beso muy grande , Albada

      Eliminar
  12. ¡Qué bonito Rita! ¡¡Precioso!! Muchas felicidades a los abuelos, y también a los Joaquin y Ana. En mi pueblo, donde crecí, Cañada Rosal, son además los patronos. Mchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado la historia.
      Un beso muy grande, Margarita.

      Eliminar
  13. Hola felicito a los abuelos y te dejo unos abrazos de domingo, raro en mi pero hoy me he dado una vuelta por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo te devuelvo los abrazos deseando que sigas disfrutando de estos días de relax.
      Un beso, Ester

      Eliminar
  14. Un poco de optimismo siempre sienta bien. No hay edad para quererse.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que así es. En cualquier momento puede saltar la liebre.
      Un abrazo, Alfred

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Muchas gracias , Susana. Me alegro de tu visita.
      Besos

      Eliminar
  16. Que bello respirar, Rita !!!
    Esto es una dulzura para aquellos que puedan llegar a esas edades y verse felices y juntos.
    Un verdadero placer para los sentidos ya que con optimismo y fe se puede lograr todo.

    Muchas gracias por la felicitación, pues este menda lerenda, se llama Joaquín. Felicidades también a todas las Ana y los abuelos del mundo mundial.

    Un abrazo con cariño desde mi tierra meiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Joaquín por tu comentario. Realmente es una suerte, llegar a esa edad y con esa ilusión. Espero que pasaras y feliz día de santo.
      Un beso muy grande

      Eliminar
  17. Os Avós são Pais duas vezes. Eu sou muito babada! :))

    ***
    Um alvorecer diferente, auspicioso

    Beijo e um excelente Domingo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya lo creo que sí! Y los nietos que los disfrutan tiene unos segundos padres también.
      Un beso y feliz día

      Eliminar
  18. Cuando uno cree que está todo dicho y hecho, ¡bombazo! La edad no es excusa para dejarse derrotar, dejarse morir.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el último día de vida se pueden sentir emociones. Por ellas no pasa el tiempo.
      Un abrazo, Julio

      Eliminar
  19. muy lindo el relato si, esperanzador... ojalá sea abuelo, será hermoso... saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo tampoco soy abuela, pero dicen que es algo muy hermoso, asi que espero llegar a serlo algún día.
      Un abrazo, Julio

      Eliminar
  20. Una preciosidad llena de ternura.
    Felicidades. A los abuelos por su día y a ti por es escrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Macondo. Que tengas también un feliz día.
      Besos

      Eliminar
  21. Qué emocionante leer este relato. Cuando el amor perdura, no importa la edad, siempre habrá una razón para mirarse a los ojos y sentir ese rubor que sintió Julia con su regalo.
    Felicidades a los abuelitos, a los Joaquines y a las Anas.

    ResponderEliminar
  22. Un abrazo Rita que tengas buena semana y si tú eres abuela, felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ceciely. Hay un dicho que dice que el amor no tiene edad, y qué bien que así sea.
      UN abrazo muy grande y gracias por tu visita

      Eliminar
  23. Que tierna y maravillosa entrada , palabras llenas de amor, me gusta tu blog, por aquí me quedo si no te molesta, un abrazo Rita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Se bienvenido, Jorge! Espero que te encuentres cómodo aquí. Ahora mismo voy a conocer tu sitio para poder leerte yo también.
      Un abrazo

      Eliminar
  24. Maravilloso Rita, un relato lleno de esperanza, el amor no tiene edad. Saludos amiga y Feliz Dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente así es y puede llegar cuando menos lo esperamos como le ocurrió a Julia.
      Un beso, Sandra

      Eliminar
  25. El amor tiene un increíble poder sanador.

    Preciosa historia, Rita. Conmovedora y muy esperanzadora. No tengo todo perdido, jeje.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A´tí todavía te queda mucho por delante, Alís.
      Un beso grande

      Eliminar
  26. Ainns... Pero que bonita y tierna entrada Rita! Con algo de retraso me uno a esa felicitación y gracias por la parte que me toca.
    Besitos y buena semana Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita A. Que pases un feliz día.
      Besitos

      Eliminar
  27. Que bonita, me ha encantado. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Cuanta termura hay en el corazón. Y en tu relato Rita.
    Felicidades atrasadas para todos los abuelos.
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Laura.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  29. qué bonita historia! por desgracia, muchos ancianos viven en soledad, pero eso cambió aquel día para julia. el amor no tiene edad. me encanta el dibujo, se les ve felices a ambos.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá les pasara esto a muchos abuelitos!Dejarían de estar solos y tristes, pero desafortunadamente, no suele darse con frecuencia.
      Un beso, Chema

      Eliminar
  30. Ay, qué bello homenaje a la vejez y al amor en tiempos en que algunos creen que ya no hay lugar para él. ELl cuerpo podrá estar mermado y avejentado, pero el corazón todavía puede latir con la fuerza de la juventud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que lo digas , Josep! El amor mueve montañas. Gracias por tu visita.
      Un abrazo

      Eliminar
  31. Si no se pone coto al corazón, el amor puede brillar en cualquier instante.
    Es el que cura, cicatriza heridas y en tu texto queda de manifiesto.

    Un abrazo Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, hay que dejar que actúe siempre que quiera.
      Gracias por tu visita, Ángela
      Un abrazo

      Eliminar
  32. Me ha encantado tu historia de amor tan llena de ternura y sensibilidad. Te sigo, un abrazo desde Málaga.

    ResponderEliminar
  33. Julia, qué relato más bonito. Ante la tristeza de imaginarte a una persona sola en la residencia, el que florezca el amor en ese lugar siempre es muy emocionante. Me alegro de que en su cumpleaños le llegase un regalo tan especial.
    Me ha gustado muchísimo.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Hola saludos paso para darte las gracias por tu visita. Preciosa tu historia por que como esa están llenas las mentes de muchos. Besos

    ResponderEliminar
  35. Cuanta ternura mi amiga,
    una historia hermosa de
    amor.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  36. Tenemos tanto que agradecerles en estos tiempos en los que los sueldos no dan para más y en los que nuestra vida no nos permite disfrutar de nuestros hijos tanto como querríamos... Ellos nos echan una mano con las compras, nos dan dinero a fondo perdido cuando lo necesitamos y atienden a nuestros hijos cuando nos es imposible hacerlo.
    Un abrazo para todos ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los abuelos hacen tanto por nosotros que se merecen un buen homenaje y que el final de su vida sea feliz.
      Un abrazo, Carmen

      Eliminar
  37. El amor no tiene edad.
    ¡Muy bonito!
    Felicidades a los abuelos en su día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente así es. el amor puede saltar cuando menos se espera.
      Un beso, Marisa

      Eliminar
  38. Que belleza de relato Rita, me encanta tu blog, te voy a seguir, un abrazo :*

    ResponderEliminar
  39. Un bonito relato y muy emotivo.
    Es un tiempo difícil para esos ancianos olvidados en las residencias.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos son los que han llevado la peor parte.
      Un abrazo, Matías

      Eliminar
  40. ¡Que bonitooo, me ha encantado! Sigamos cuidando de nuestros mayores y seamos responsables y sobre todo vivamos y actuemos simplemente con sentido común.

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, seamos responsables porque, desgraciadamente, hay mucha gente que no lo es, y cuidemos a nuestros mayores, que ellos lo dieron todo por nosotros.
      Un abrazo, Irma

      Eliminar
  41. Hola Rita, que relato mas bonito y tierno, te deja ese gustito de querer lo mismo y sentir igual, que bonito escribes de verdad:), también es precioso el homenaje a los abuelitos, se lo merecen ya ellos lo dieron todo por los demás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Hermoso relato, a pesar de todo: de la soledad y de la edad siempre hay la esperanza de que ocurran cosas inesperadas esa chispa mágica que da vida, que es el amor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  43. ¡Cuánto tiempo que no pasaba por aquí! Al fin puedo visitarte y disfrutar de tus bellos relatos.
    Besitos.

    ResponderEliminar