Seguidores

domingo, 11 de octubre de 2020

ÉRASE UNA VEZ...LA TELEVISÍON

 


Corrían los años sesenta. Yo todavía era una niña muy pequeña y los recuerdos a veces son un poco confusos, me vienen como a llamaradas, cosas puntuales pero que cuando las pienso parece que las estoy viendo como en una pantalla.

Eran los años de la prosperidad. España salía del oscuro episodio de la postguerra y se adentraba hacia un futuro esperanzador, sobre todo  para las sufridas clases medias que tantas penalidades pasaron en la época anterior.

Mi familia, perteneciente a ese colectivo, iba también abriéndose camino y prosperando poco a poco. Vivíamos en un barrio muy céntrico del casco antiguo, entre la Catedral y el Alcázar, a un paso de la Plaza de Zocodover y del Mercado Central. Disponíamos de casa propia. Una casona típica que se dividía en varios pisos que estaban alquilados. Las rentas que eso producía junto con los trabajos de mis padres, hizo que pudiéramos vivir de manera desahogada. Nunca nos faltó, pero tampoco nos sobró para grandes caprichos.

Así pues, mi padre siempre fue muy dado a comprar los últimos artilugios que salían al mercado, y un día de aquellos llegó a casa con una televisión., que por entonces, no la tenía casi nadie en el barrio. En mi casa no había ningún vecino que lo tuviera y que yo sepa por los alrededores tampoco. Era de la marca Marconi, lo recuerdo como si la viera, las imágenes en blanco y negro, como no podía ser de otra manera. A veces se veían un poco borrosas, cuando las antenas que tenía arriba, como una especie de cuernos, no cogían bien la señal. Esa fue de las primeras que salieron y se vendieron en el país, después aparecieron otras más modernas. Las antenas de cuernos fueron sustituidas por otras que se  colocaban en lo alto de terrazas y azoteas, a medida que las iba adquiriendo más gente.

 Sólo se podía ver por la mañana y por la tarde, por las noches no había programas, y si la encendías solo salían  un montón de puntitos negros. Un poco antes de comenzar la emisión del día salía la carta de ajuste, una imagen fija con un redondel y en su interior las letras TVE. Eso quería  decir que media hora después empezaría la emisión y ya no paraba hasta las doce de la noche, cuando salía la bandera de España con el himno nacional. Después de eso se acababa todo hasta el día siguiente.

A mí me encantaba verla un poquito por las tardes, cuando ponían los dibujos animados del Oso Yogui, Los Picapiedra, Los Chiripitiflaúticos, con Torrebruno, Valentina y el Capitán Tan, la Señorita Berta y su perrita Marilín, Félix el Gato...Los sábados había un programa de canciones y bailes que a los mayores les gustaba mucho, se titulaba ESCALA EN IFI, y como los vecinos de los alrededores no tenían aún el aparato se venían a casa a verlo, como si fuera una gran novedad. Y todos alrededor de la televisión no dejaban de admirar ese gran invento.



¡Qué tiempos!¡Cómo han cambiado las cosas! ¡Quién nos iba a decir que las televisiones iban a quedar anticuadas y que vendría otros aparatos del infierno ( ordenadores, tablets...) a ocupar  un lugar preeminente en nuestros hogares. Dentro de cincuenta años los niños de hoy hablarán de ellos como cosas del pasado, y qué será lo que se lleve entonces. Aunque a juzgar por los nuevos avances tecnológicos se puede uno hacer una idea.

¿Y vosotros, qué recordáis de la televisión de antes?










102 comentarios:

  1. La tv servia para que papa viera las noticia a las 7 pm. Cuando se apagaba el televisor quedaba un punto blanco en el centro que no desaparecia. Cuando se fundio un "tubo" del TV decadas despues, ya no existian mas repuestos, todo era transistores. toco comprar otro televisor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué tiempos! Muchas gracias , Hugo, por dejar aquí tus apreciados recuerdos.
      Saludos

      Eliminar
  2. yo nací en 1977. cuando era muy pequeño, aún teníamos una televisión en blanco y negro, pero mis padres la sustituyeron por otra en color, una telephunken, que es de la que tengo recuerdos.
    de pequeño veía las típicas cosas que se veían en los ochenta: el 1,2,3 con mayra gómez kemp, 'el tiempo es oro' con constantino romero... y claro, los dibujos animados. confieso que cuando dieron el último episodio de la temporada del inspector gadget, lloré. :'( mi madre tuvo que consolarme.
    ahora veo muy poco la tele. muchas noticas trágicas por puro afán de buscar el morbo, tertulias y debates con participantes muy irrespetuosos... paso.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo el 1, 2, 3...Era un programa de los que no se olvidan. Todo es país esperaba el día de la emisión con impaciencia. Yo tampooo veo la televisión ahora, está de capa caída. Me aburre soberanamente, ya ni tan siquiera las noticias me interesan, prefiero informarme por otros medios, y los debates tampoco me gustan porque, coincido contigo en que son irrespetuosos y muchos no tiene el mínimo respeto.
      Pero en aquellos tiempos la televisión era un elemento importante en los hogares.
      Gracias por dejar tus recuerdos, Chema
      Un abrazo

      Eliminar
  3. En casa se oía más la radio, también Marconi. Las sofisticadas series de hoy día, tienen su precedente en las novelas por entregas que ofrecían casi todas las emisoras y, aun sin imágenes, eran seguidas con avidez.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, la radio! También me acuerdo mucho de ella y de las series que comentas.Había una que tenía encandilada a mi madre, se llamaba Lucecita. Eran verdaderas obras de arte de interpretación y de efectos especiales.
      Gracias por haber traído este recuerdo tan entrañable.
      Un beso, Fany

      Eliminar
  4. Erauno más en el comedor. Todos la veíamos juntos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Mi suegra solía decir que solo faltaba que le pusieran también un plato en la mesa, je, je.
      Un abrazo, Susana

      Eliminar
  5. Me encantaba Escala en Hifi, era muy jovencita pero lo recuerdo perfectamente.
    Luego estudio 1 e Historias para no dormir del gran Chicho Ibáñez.
    Ahora no aguanto ninguna cadena. Solo veo vía digital.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo conservo un vago recuerdo, muy borroso de Escala en HIFI, y de las historias de Chicho también porque como era tan pequeña mis padres no me dejaban verlo. Había dos rombos y eso quería decir que estaba terminantemente prohibido para los peques. ¡Qué cosas!
      Un abrazo, Airblue

      Eliminar
  6. Siempre me encanta leer o escuchar cuando apareció los primeros medios de comunicación, y siempre cuando salio la tele siempre hay una historia de por medio.

    Un besito Rita desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan estos agradables recuerdos.
      Muchas gracias por tu visita, Tiffany.
      Un beso

      Eliminar
  7. Y esa antenas que íbamos moviendo para captar mejor las ondas :-)

    Por los tiempos de la tele barrigona. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii...las recuerdo muy bien. ¡Esas antenas de cuernos! ¡Cuánto ha llovido desde entonces!
      Un abrazo, Albada

      Eliminar
  8. Recuerdo la dos únicas cadenas existentes. Yo me pasaba horas viendo los dibujos y los chiripitifláuticos, con mi personaje favorito locomotoro. Recuerdos los filtros que se ponían delante del televisor para tener la ilusión de ver las imágenes en color. Y el mejor recuerdo que ha perdurado hasta hoy, fue ver la serie de "El hombre y la tierra" del genial Felix Rodriguez de La fuente.
    Ahora la televisión es un aparato recurrente, que en mi casa se ve más bien poco. Esa llamada caja tonta que ha degenerado en programación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Locomotoro era también mi personaje favorito, y me acuerdo de todo lo que comentas. Cuando aparecieron las teles a color fue todo un boom,y también el programa de Félix que veíamos todos los niños. ¿quién le iba a decir que estaría luego tan triste y olvidada?
      Muchas gracias por dejar aquí un poquito de tus recuerdos, Francisco.
      Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Gracias Rita! Me encanta como lo has contado e ilustrado. ¡Besos cariño! :D

    ResponderEliminar
  10. Que bonitos recuerdos compartes hoy. De aquellas tv recuerdo que la primera que conocí fue la que compró mi tío para ver el aterrizaje del hombre en la luna y que todo el vecindario venía al anochecer para ver aquella serie del fugitivo. Que la carta de ajuste no comenzaba hasta las seis o la siete de la tarde, y me pasaba toda la tarde mirando el reloj para saber a qué hora encenderla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Carta de Ajuste la esperábamos siempre con impaciencia porque quería decir que ya pronto empezaría la programación, y todos los niños estábamos pendientes d elos dibujos de la tarde.
      Un abrazo, Neuri

      Eliminar
  11. También mis padres comprarom una TV pero era ya en el 1965 y aunque al pricipio me llamaba la atención no era mucho de verla y además en casa al estar estudiando mi hermano y dos hermanas ( una de ellas vive en Toledo) y yo trabajando que tenía que madrugar pues tampoco se encendía mucho y en los días festivos prefería salir de paseo con las amigas. Los Picapiedra me gustaban mucho y también Tom y Jerry.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trabajar y madrugar no es muchas veces compatible con quedarse a ver la televisión, aunque en aquellos años por la noche no emitía, pero el paseo también era una buena opción.
      Un beso, Charo

      Eliminar
  12. Hola Rita que bonita entrada, me hiciste retroceder a mi niñez...
    A ver si te acuerdas de esto :

    La televisión pronto llegara
    Yo te cantaré y tu me veras
    Lalala... Y ya no me sé más, te deseo una feliz noche besos de v... Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso precisamente no lo recuerdo. Pero cuando tu lo haces es porque te gustaba mucho.
      Un besito V...flor

      Eliminar
  13. Que buenos recuerdos me has traído, yo también veía a Valentina y Torrebruno y muchos de los programas que mencionas y sobre todo recuerdo el Un, dos, tres responda otra vez las noches de los viernes y el documental de "El Hombre y la Tierra", que tiempos aquellos.
    Yo recuerdo que cuando nació mi hijo echaba mucho de menos aquellos años porque no tuvo unos programas tan chulos como las de nuestra infancia, era todo tan distinto.
    Y si la generación venidera ya tendrá mas avances tecnológicos a los que hoy tu y yo conocemos desde luego.
    Un abrazo y gracias por compartir un post tan entrañable y lleno de buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada generación tendrá sus recuerdos propios. Siempre pensamos que lo nuestro es lo mejor, pero no sé...En cualquier caso yo me lo pasaba pipa, je, je.
      Un abrazo, Tere

      Eliminar
  14. Cuantos recuerdos de esa tv en blanco y negro y solo dos canales. Hoy ya no tenemos horas para verlos todos ajja. Gracias Rita por esos programas que de una manera u otra marcaron nuestra infancia y juventud. Besos y abrazos, feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho ha cambiado la televisión, unas cosas para mejor y otras para peor, pero siempre resulta grato recordar.
      Un abrazo, Campirela

      Eliminar
  15. Muy lindos recuerdos los que nos compartes amiga Rita, como dices en un futuro las cosas de hoy serán obsoletas, el tiempo sigue su curso.
    Un gusto siempre leerte, abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños de hoy recordarán otras cosas, y así irá pasando el tiempo y la vida.
      Gracias por tu comentario, Jorge.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Hola amiga, he recordado al leerte el día que mi papa compro la televisión, en blanco y negro, y como solo era una aveces había que turnarse para verla porque a mi no me dejaban ver programas de mayores, como las novelas y cosas así, solo caricaturas, que tiempos aquellos y que lejos han quedado...... Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tampoco me dejaban ver los programas que tenían algún rombo. Cuando era uno lo podía ver los mayores de 14 años, si había dos, los mayores de 18. Y a mí me quedaba mucho para llegar.
      Un abrazo, Sandra

      Eliminar
  17. En los primeros años sesenta hasta finales, tanto mi hermano, mas pequeño, como yo salíamos corriendo a casa de mi abuela que tenia televisión para poder ver Rintintin o el Capitán Tan de los Chiripitiflauticos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantaban los Chiripitiflauticos, sobre todo Locomotoro. ¡Qué tiempos! ¡Lo que ha llovido !
      Un abrazo, Emilio

      Eliminar
  18. Mis padres compraron un televisor en enero de 1961, por Reyes. Antes, mi madre había sucumbido a la tentación de un vendedor que iba por las casas haciendo propaganda y dejaba un televisor a prueba. Al cabo de unos días volvía para saber si te lo quedabas o no. Mi madre accedió a probar uno de la marca Marconi, de pocas pulgadas. Todo era tubo, je,je. Cuando mi padre lo vio no quiso quedárselo, pero cuando el vendedor se lo llevó, entonces lo echó tanto a faltar que compró un televisor Philips de 23 pulgadas en una tienda del barrio. Unos tíos míos, que vivían muy cerca, venian los domingos por la tarde a ver la programación (Herta Frankel -la de la perrita Marilyn-, Franz Johan y Gustavo Re -humoristas austríacos afincados en España), y traían churros que compraban en una churrería que les pillaba de camino. Y nunca de perdían el festival de la canción del Mediterráneo y el de Benidorm, hasta que mis tíos decidieron comprarse uno, ja,ja,ja.
    ¡Que historias!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué tiempos aquellos! También estaba el Festival de Eurovisión, que entonces no se lo perdía nadie y era muy distinto a lo que es ahora. Era un acontecimiento nacional de relevancia, je, je.
      Un abrazo, Josep

      Eliminar
  19. Pues poco más o menos que igual que tú en aquella época.

    Sobre tu "programa" de no noticias, no concursos, no nada, una excelente determinación que provee de salud mental y emocional.

    Abrazos Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ahora la verdad es que ya no veo no programas, ni noticias, ni nada. Puedo pasar sin ella perfectamente, ha dejado de ser importante para mí, pero entonces eran otros tiempos.
      Un abrazo, Ernesto

      Eliminar
  20. Mi recuerdo es bastante parecido al tuyo, la televisión llegó a mi casa cuando era muy pequeña. Me suenan los Chiripitiflaúticos, aunque más de oídas que su imagen, recuerdo a Torrebruno ... . Fue todo un acontecimiento, una ventana al mundo, un poco pequeño y estanco, como era entonces.
    Un abrazo Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aparición de la televisión marco una época y marcó nuestra infancia, los que ya vamos teniendo una edad.
      Gracias por tu visita, Ana
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Antes de nada... Muchas felicidades!!!!! Yo veía Viaje al fondo del mar con mi hermano sentados en el suelo del salón. Los Chiripitiflaúticos no me hacían mucha gracia, y Torrebruno no me gustaba tampoco. Pero sí que veía el libro gordo de Petete. Lo que sí me gustaban eran las películas para mayores, jajajajaj, con los rombos, que no me dejaban ver. Siempre en el lado de la transgresión, jajajajaj.

    ResponderEliminar
  22. Recuerdo los mismos programas que tu, y una serie del espacio, Star Trek co el señor Spok, pero lo que no se me olvida es esos momento en que se cortaba la señal de algún deporte (tenis, futbol etc.) y hacían una película o dibujos, y yo estaba deseando que ocurrieran esos cortes. Luego de mayor yo fui unos de esos técnicos de RTVE y odiaba que se produjeran (afortunadamente ya no ocurrían con asiduidad .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo recuerdo que cuando se producían esos cortes me ponía de mal humor, y estaba deseando que volviera.
      Gracias por seguir mi blog.
      Un abrazo

      Eliminar
  23. Cuánto tiempo ha pasado desde que nos maravillamos con la llegada de esa caja mágica (año1959) que nos entretenía y hacía que la familia toda se reuniera en torno a ella.
    Besos Rita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que era como un miembro más de la familia. Ya no se sabía estar sin ella.¡Ha pasado tanto tiempo...!
      Un beso, Norma

      Eliminar
  24. Olá querida!
    Verdade eu ainda sou desse tempo e como me recordo! Gostei do texto.
    Bjs de paz e saúde.
    Luisa Fernandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias , Luisa, por tu visita y comentario. Son unos recuerdos entrañables.
      Un abrazo

      Eliminar
  25. Qué tiempos aquellos! Nuestro primer aparato ya fue un mueble con patas, en años anteriores había como los de tu imagen pero aun no los podíamos comprar, íbamos a lo de una vecina con mi hermano algunos días. Recuerdo ese mamotreto en una esquina del comedor y como antes nosotros lo fuimos, también tuvimos invitados algún tiempo. No nos perdíamos ningún programa casi todas series, ya éramos adolescentes, gracias por remontarnos en el tiempo, Rita, y como recién me enteré por Ester, FELIZ DÍA DE TU SANTO! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la felicitación y por este comentario cargado de recuerdos y acontecimientos que han ido tejiendo nuestra vida.
      Un beso grande, María Cristina

      Eliminar
  26. ¡Muchas felicidades, en tu onomástica, preciosa!

    Mis recuerdos de la tele, eran los programas elaborados por la inolvidable Gloria Fuertes, Rodríguez de la Fuente, Barrio Sésamo, Los Payasos de la tele La Casa de la Pradera, el Un dos tres...Los reportajes de De la Cuadra Salcedo, Reverte...

    Gracias por tan tierna y bonita entrada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Los recuerdo todos! Unos me pillaron más joven que otros , pero todos de mi infancia y juventud.¡Cuánto han cambiado las cosas!¡Qué recuerdos!
      Gracias por la felicitación, Mª Carmen!
      Un beso grande

      Eliminar
  27. Hubo gente que aprovechó para comprársela cuando la boda de Fabiola con Balduino. Yo la veía en casa de unos tíos. Cuando salía Herta Frankel y su relamida perrita Marilin los payasos eran Boliche y Chapinete. Los Chiripitiflaúticos (Valentina, el capitán Tan, el tío Aquiles y Locomotoro) son posteriores. Torrebruno, en sus principios, presentaba programas musicales para mayores. En esos primeros tiempos recuerdo la película de Rin-Tin-Tin. De caballos, recuerdo Furia y uno que hablaba (Mister Ed). Hubo concursos muy famosos, pero no quiero enrollarme más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuántas cosas recuerdas! Yo la boda de Fabiola no la recuerdo nada, y de la perrita Marilin y Boliche tengo un recuerdo vago, pero los Chiripitiflaúticos si que me encantaban.Eran mis favoritos.
      Gracias por dejar aquí tus recuerdos.
      Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  28. Hola, Rita. Me asomo a tu ventana desde el blog Luz y Papel de Jesús García y me encuentro leyendo un muy grato relato, muy bien llevado a mi ver, en el que como suaves ondas vas desgranando retazos de la niñez entre los que se abre paso la gran convidada, ¡la televisión! Bien has dicho que son aparatos del infierno; la tele la primera, en esos tiernos años disfrazada de ángel de luz, luego dio a luz (valga la redundancia) a los aparatos actuales que se están llevando puesta la inocencia de nuestros niños. En fin.

    Mi padre decía que la tele era un engaña bobos y se resistió a comprar una hasta que salió la de imagen de color. Así que en mi niñez leí muchísimo, aunque a media tarde me escapaba por las cornisas de la terraza hasta lo de unos vecinos españoles (soy de Argentina) que me dejaban ver Lassie y Laramie. Nunca me pescaron, sospecho que mi madre ya sabía y se hacía la distraída. Gracias por despertar recuerdos dormidos.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je. ¡Qué bonita tu anécdota! Todos los niños de entonces hacíamos lo que podíamos para ver los dibujos de la tarde.
      Muchas gracias por pasar por aquí y por dejar tu amable comentario, Mónica.
      Un abrazo

      Eliminar
  29. Tus recuerdos son muy parecidos a los míos. Mis padres tardaron un poquito más en comprar la televisión, pero mis amigas y yo nos íbamos a ver los dibujos animados al bar del pueblo ( pero desde la calle, no nos dejaban entrar ) La hormiga atómica me encantaba, Viaje al fondo del mar otra serie que me gustaba y Locomotoro también era mi favorito. Besos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los bares enseguida las compraron porque eso atraía la clientela con los que no tenían televisión. Recuerdo que era toda una novedad.
      Un beso, Teresa

      Eliminar
  30. Es muy bello lo que
    cuentas querida Rita.

    besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Siby. Son pequeños recuerdos que de vez en cuando vuelven a la memoria.
      Un abrazo

      Eliminar
  31. ¡Hola! Yo nací en 1974 y nuestra tele era en blanco y negro, pero enseguida tuvimos tele de color, de la marca Grundig.
    Recuerdo el Un, dos, tres, Sabadabadá, los documentales de Carl Sagan, los dibujos...el final de David el gnomo o la muerte de Chanquete fueron traumas, jejejeje.
    Ahora no veo la tele, veo pelis o series en plataformas, y no siempre. Durante el confinamiento y por mi situación vi bastantes series o pelis pero ahora, poco poco.
    Muy feliz día y qué entrada tan preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres más joven que yo, je, je. Los programas que cuentas los veía pero ya jovencita, no tan niña. Yo tampoco veo ya la tele, salvo alguna serie que me parezca interesante, pero poca cosa.
      Me alegro que te haya traído buenos recuerdos.
      Un abrazo, Marigem

      Eliminar
  32. Es La Bola de Cristalll que a todo el mundo le molaaaaa lalalala. ¡Qué tiempos aquellos! Soy de la generación de Marco, Heidi qué madre mía como nos hacían sufrir pero luego llegaban los payasos y ese qué tal están ustedes curaba todas las penas.

    Beines utópicos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando Marco y Heidi, yo era ya adolescente, cero, pero recuerdo que también me gustaban mucho, y no me perdía ni un capítulo.
      Un abrazo, Irma

      Eliminar
  33. Qué bien lo cuentas amiga!! Es increíble como ha cambiado la tecnología en poco tiempo, aunque pensar en la tele en blanco y negro nos parezca de otro mundo ya.
    También de niña veía a los Picapiedras, el oso Yogui y Felix el gato (aún recuerdo su cancioncita:"Felix,el gato, el único único gato, te hará reír,te hará sentir... jajajjaa)
    Que tengas un buen día
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, Félix el gato! ¡Cómo me gustaba! Yo también me acuerdo de la canción. Y el Osos Yogui y los Picapiedra eran también de mis favoritos. ¡Qué recuerdos!
      Un abrazo, Sandra

      Eliminar
  34. Son muy bonitos los recuerdos que nos compartes, de la vida de aquel tiempo cuando el apogeo de la televisión. Caricaturas me gustaba ver.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los avances que tenemos hoy en día parece que hayan pasado miles de años. Es como si la televisión perteneciera a la Prehistoria, je, je.
      Un abrazo, Sara

      Eliminar
  35. Hermosos tus recuerdo,cuando chica solía ir a ver tele a casa de una vecina en casa no había,cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ocurría en muchos hogares hasta que poco a poco se fue generalizando y ya todo el mundo tuvo una.
      Un abrazo, Fiaris

      Eliminar
  36. Qué maravillosa nostalgia!!.
    Me has traído muy bonitos recuerdos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de habértelos traído. De vez en cuando apetece recordar cosas agradables.
      Un besito, Amalia

      Eliminar
  37. Recuerdo que en los tiempos de la televisión en blanco y negro, y de antena exterior. El mueble del televisor era más grande que la misma pantalla, y el brete de la antena, que había que subir al tejado cuando el viento la desequilibraba, y se perdía la imagen. En la subida, se rompían las tejas, y seguro que ese día llovía, y la sala donde el televisor ere el rey, era una coladera. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja...Tus recuerdos me han hecho reír un rato, pero es verdad que sucedía tal como lo cuentas.Entonces era una incomodidad, ahora nos hace sonréir.
      Muchas gracias por dejar aquí tu huella.
      Un beso, Carlos

      Eliminar
  38. Recuerdos de nuestra niñez, el tiempo pasa demasiado deprisa...
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que fue ayer, pero ya ha llovido mucho desde entonces, aunque siempre es bueno recordar estas cosillas de otros tiempos felices.
      Un abrazo, Blanca

      Eliminar
  39. RITA

    Que bonito, detallas minuciosamente aquello que asombro y conmovió tu momento, me maravilla el detalle, para aquellos que no vivimos esa etapa, es una preciosa semblanza la tuya, que leo con cariño.

    Te dejo un besito amiga, gracias por pasarte por mi espacio.

    LÚCAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado.
      Un beso muy fuerte , Lucas

      Eliminar
  40. Que emotivos recuerdos nos traes hoy a nuestra consideración. La televisión marcó una época en el mundo de la comunicación a través de la imagen.
    Mis recuerdos se remontan a la serie de Marcos y Heidi, Estudio 1, Bonanza, la Casa de la Pradera. tener una televisión entonces no estaba al alcance de cualquiera. Cuando un vecino lograba hacerse con ella compartía con los demás ratos de televisión.
    Abrazos, querida, Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me acuerdo perfectamente de aquellos ratos de televisión compartida, entonces la vida era de otra manera.
      Muchas gracias por tu visita y comentario, Maripaz
      Un abrazo

      Eliminar
  41. Vaya recuerdos que traes a la mente, amiga. Personalmente recuerdo Bonanza, La casa de la pradera, Los chiripitiflaúticos, la Hormiga Atómica, Heidi, Marcos, Estudio Abierto de Iñigo, Estudio-20, etc... Son muchas las cosas que me quedan en la retina. Todo era muy distinto y había un programa "La Clave" en la 2 de J.Luis Balbín con mucho uno de los mejores, así como los de Chicho Ibañez Serrador.
    Gracias por traer a la memoria estos recuerdos, ya que sólo teníamos canal y medio porque la 2 se veía a medias.

    Abrazos con cariño y feliz miércoles Rita !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja...es cierto. al principio solo había un canal, y con ese nos apañábamos todos. Me acuerdo de todos los programas que nombras. Lo pasábamos bien viéndolos. ¡Cómo han cambiado las cosas! A los niños de hoy les suena a chino.
      Un abrazo, Joaquín

      Eliminar
  42. Respuestas
    1. Bonitos tiempos y bonitos recuerdos.
      Un abrazo, Daniela

      Eliminar
  43. En mi caso recuerdo una televisión Philips que nos duró años y años, con culo, grande, como las de antes, aquellas que, si te acercabas, veías puntitos de colores. Recuerdo volver del colegio a las cinco y media y encenderla y ver con ansia Espinete y Barrio Sésamo y la Rana Gustavo, mientras comía pan con chocolate para merendar. Y los sábados la Bola de Cristal y la Bruja Avería. Pertenezco a la generación de los 80 por si no te habías dado cuenta...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantaban esos programas para niños , y si te digo la verdad ahora los echo mucho de menos.Casi no veo la televisión, pero creo que a los niños les hacen falta programas de ese tipo.Queman etapas antes de tiempo.
      Un abrazo, Carmen

      Eliminar
  44. Ay, Rita, tú y yo debemos de ser de la misma quinta, año más o año menos, porque tus experiencias con la primera tele de tu niñez son casi idénticas a las mías.
    En mi casa la primera tele que tuvimos era de la marca Werner, recuerdo que mi padre dijo que era buenísima y el caso es que duró un porrón de años. Yo era también muy pequeña, pero recuerdo que algunos vecinos de mi inmueble vinieron a verla porque era debió de ser de las primeras que hubo en la casa, un edificio de gente obrera y muy humilde.
    Me ha encantado recordar contigo aquellos tiempos entrañables.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué recuerdos, Kirke! Parece que han pasado hace siglos...También es cierto que nos vamos haciendo mayores, je, je. Me alegro que te hayas sentido a gusto recordando.
      Un abrazo

      Eliminar
  45. Dulces recuerdos a mi memoria, recuerdo de pequeña cuando papá trajo el TV, recuerdo emocionado que para el hombre a la Luna, recuerdo sentadita me dio un plátano para merendar, waaauu lograste que viajara, un gusto leerte, un saludo desde mi brillo del mar , te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida a mi blog! Me alegro que te haya agradado este viaje en el tiempo.
      Un abrazo, Beatriz

      Eliminar
  46. Que maravilla de respuesta que entrada interesante te dejo un abrazo desde el calor de Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Recomenzar. Yo también te envío un abrazo fuerte desde el otro lado del mundo donde ya empieza a hacer fresquito.
      Besos

      Eliminar
  47. Que bonitos recuerdos Rita; esto es a lo que yo llamo la nostalgia en positivo. yo era un niño en los 80 y la primera tv que vi en casa era aún en blanco y negro. Después vino la de color y fue espectacular. Por cierto, se dijo que acabaría con el cine. No fue así por suerte.
    Un fuerte abrazo y gracias por tan bonita entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Miguel , el cine no podrá morir nunca, y mucho menos reemplazado por la televisión ni por ordenadores o las tablets. El que dice eso es que no ama el cine de verdad ni sabe ver las diferencias. El cine tiene su hueco especial, las películas allí no tiene nada que ver con la televisión. ¡Vamos que yo no dejaré de ir al cine, je,je!
      Gracia por tu visita.
      Besos

      Eliminar
  48. Olá querida Rita!
    Segui o seu cantinho!
    Da televisão a preto e branco tenho muitas boas recordações em família!
    Um abracinho sorridente!🌺🌼🌻
    Megy Maia🌈

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida a mi blog , Megy! Espero que te sientas a gusto aquí, y que hayas disfrutado con estos viejos recuerdos.
      Un abrazo

      Eliminar
  49. Recordando, me doy cuenta que me parece increíble que aquella generación de la que fuimos partícipes se acostumbrara a ver unas imágenes en blanco y negro y ¡¡¡sin mando a distancia!!!
    Algo totalmente inconcebible en nuestros tiempos en los que si al menos no tienes un 4K SmartTv con wifi, bluetooth y mil historias más, pareciera que no tienes nada.
    Sinceramente, creo que el avance tecnológico ha sido tan brutal, como desgraciadamente el retroceso en la calidad de los programas que se emiten.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Recordando, me doy cuenta que me parece increíble que aquella generación de la que fuimos partícipes se acostumbrara a ver unas imágenes en blanco y negro y ¡¡¡sin mando a distancia!!!
    Algo totalmente inconcebible en nuestros tiempos en los que si al menos no tienes un 4K SmartTv con wifi, bluetooth y mil historias más, pareciera que no tienes nada.
    Sinceramente, creo que el avance tecnológico ha sido tan brutal, como desgraciadamente el retroceso en la calidad de los programas que se emiten.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, hemos avanzado en muchas cosas pero empeorado en otras. De ahí que ya haya mucha gente que cada vez ve menos la televisión. No hay programas realmente interesantes y que aporten algo. Pero bueno, ese sería tema para otra entrada diferente.
      Gracias por tu aportación
      Un abrazo, Luismi

      Eliminar
  51. Como no recordar esa primera tele en blanco y negro que entró en nuestras casas amiga. No se si tendremos la misma edad pero esos son los programa que veíamos. Cuanto ha cambiado todo.
    Buen fin de semana Rita. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esos programas los veíamos todos, los pequeños y los mayores también.Estaba todo el mundo enganchado. Ahora es muy diferente.
      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  52. Hola querida amiga, que entrada más bonita y nostálgica. Me has hecho recordar a mi abuelo cuando contaba que para el mundial de fútbol del año 62 que se realizó en mi país (Chile) se reunían en su casa con los vecinos que no tenían televisión para poder ver los partidos. También se instalaron televisores en las calles para que miles de chilenos pudieran disfrutar de este gran evento. ¡Cómo han cambiado las cosas! Que tengas un bonito fin de semana, besitos.

    ResponderEliminar
  53. Recuerdo esas películas en blanco y negro.

    ResponderEliminar