Seguidores

sábado, 22 de junio de 2019

CUENTO DE BRUJAS PARA LA NOCHE DE SAN JUAN



A las ocho de la tarde
 Calamidad Calambres se levantó cuatro horas antes de lo habitual. En cuanto sonó el despertador, la  bruja no se demoró un segundo en poner los pies en el suelo. Tenía tantas cosas qué hacer que no sabía si le iba a dar tiempo a realizarlas todas y llegar puntual a la gran fiesta de brujas que se celebraba a medianoche en el Cementerio de las 7 Lápidas.

A las 8 y cinco de la tarde
Lo primero que hizo fue prepararse un suculento desayuno. Como era día especial , además del jugo de ratones triturados que tomaba a diario, se preparó un buen revuelto de ojos de lechuza frescos con dientes de serpiente caramelizados, y lo regó con una pizca de nata desnatada de alas de mosca verde.
-Un día es un día- pensó- Mañana volveré a la dieta.

A las 9 de la noche
-¡Estoy horrorosa! ¡No sé qué hacer con esta cara y estos pelos!! Se notan los setecientos cuarenta y tres años que tengo, pero esta noche debo parecer una jovencita que no pasa de los doscientos.
Así pues, se lavó la cabeza con agua sucia y pis de gato, se cogió los rulos y esperó un rato. Se peinó después con el rastrillo de arreglar las macetas, se probó el gorro y quedó satisfecha.

A las 10 de la noche
 Sacó de su tocador cochambroso un bote de crema grasiento y se embadurnó la cara con él. Al terminar se le había quedado toda verde y llena de arugas, pero a ella le pareció que estaba muy favorecida. Después se roció el cuerpo con aroma de coliflor cocida que reservaba para las ocasiones especiales. Le costó un dineral.

A las 11 de la noche
Fue a buscar su traje de fiesta. Abrió el armario y empezó el dilema, porque no sabía cuál ponerse. El color negro era el más elegante y el que por tradición se había llevado siempre, pero ese año estaba muy de moda el rosa, aunque a su edad...
- ¡Recorcomoñas! ¿por qué no me puedo poner lo que quiera? La Malospelos y la Rompescobas me van a sacar las tiras, pero a mí qué más me da...¡Qué digan lo que quieran! Por una vez voy a hacer lo que me de la real gana.
Y se colocó el vestido rosa. Se puso después una araña gorda y peluda en el escote para que le hiciera más atractiva y se dispuso a salir.

A las 11 y media de la noche
Fue a por su libro de hechizos y su escoba que estaba al lado de la basura. Subió al tejado. Puso en marcha el piloto automático y el GPS y...salió volando.

De las doce en adelante
Como estaba previsto llegó puntual a la cita, ni un minuto antes ni un minuto después. No paró de bailar y bailar y bailar toda la noche alrededor del fuego y sobre las tumbas. Los esqueletos que estaban dentro protestaron un poco...¡poca cosa! .Ella disfrutó como loca, probó brebajes de todos los colores, olores y sabores. Sus amigas del alma la criticaron el vestido, el maquillaje, los adornos...y hasta el color de las uñas, que en lugar de ser negro se las había pintado a rayas.¡ Estaban pálidas de envidia cochina!

A las 6 de la mañana
Con las primeras luces del alba la fiesta dió a su fin.  Calamidad Calambres regresó extenuada, con las medias rotas y el maquillaje corrido, pero...¡se lo había pasado tan bien!
Y una última reflexión en la cama " ¡Qué necesidad tenemos de andar por los cementerios y caernos con alguna lápida? ¿No sería mejor bailar en una sala de fiestas como hace todo el mundo?     ¿ Me estaré haciendo vieja...?"
Y se durmió.


Código de registro 1906231260185

49 comentarios:

  1. Hola preciosa!
    Genial! Me ha encantado, a mí me encanta la noche de San Juan, suelo bailar alrededor del fuego, eso si, en un cementerio me da un poco de yuyu.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los cementerios se lo dejamos a los seres de la noche y a las brujas, jeje. Los mortales preferimos otros lugares. Feliz fin de semana y noche de san Juan, Violeta

      Eliminar
  2. Qué chulada de cuento. Una gozada leerlo.

    Un abrazo y feliz noche de San Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Albada. Feliz noche también para tí

      Eliminar
  3. Qué bonito cuento!!.
    Estoy por una temporadita en Galicia y aquí se celebra mucho ĺa noche de San Juan.
    Un beso. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Galicia se vive mucho esto de las brujas y las magias, asi disfruta y pide algún deseo para que se cumpla.
      Besitos, Amalia

      Eliminar
  4. Vaya imaginación la tuya sobre todo a la hora de preparar ese suculento desayuno.....está claro que Calamidad Calambres se está haciendo vieja con esa forma de pensar de bailar cómo lo hace todo el mundo.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... yo ese desayuno no me lo como ni aunque me maten, jeje.
      Feliz noche de San Juan, Charo

      Eliminar
  5. Me ha encantado tu cuento. Mira a ver si me haces un hueco en tu clase de niños para poder escuchar más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...¡Eso está hecho, Macondo! Cuando quieras te guardo un sitio.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Por dios que chulada de cuento ..sabes , mientras lo estaba leyendo era como ver a esa bruja apañándose para a ir a la fiesta , me ha gustado mucho los nombres que has utilizado ..de verás Rita que buena eres escribiendo cuentos me encanta pq es como volver a la niñez y saborearlos con la misma ilusión ..Gracias mil por compartir ,..
    Un besazo muy fuerte y una feliz noche de brujas muakk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias , Campirela. Es lo que tiene estar trabajando con niños, al final una se hace una niña más tenga la edad que tenga.
      Un beso muy grande

      Eliminar
  7. Me salto ese desayuno pero me encanta el cuento, tiene imaginación eso que escasea y buen estilo narrativo, del final no digo los tuyos siempre son geniales. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me salto el desayuno , que es un poco desagradable, por no decir otra cosa. Me alegro que te guste.
      Besos

      Eliminar

  8. Es extraordinaria la cretividad que posees para la narrativa. Deberias editar tus cuentos y donarlos a la Biblioteca Pública de la ciudad, los niños con sus padres te lo agradecerían...nosotros tenemos la suerte de tenerte con nosotros...


    ¡¡¡GRACIAS!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya regalé alguno a la biblioteca pública del pueblo en el que trabajaba. Muchas gracias, Mª carmen. Besitos

      Eliminar
  9. ¡Una genialidad tu cuento! Gracias Pilar por deleitarnos con tan hermoso relato.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja Calamidad Calambres me ha parecido de lo más genial y estoy con ella que mejor ir de fiestas que andar de lápidas.
    Besos y feliz noche de San Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hasta a la brujas les gustan los fiestorros! jejeje. Un beso grande, Conxita

      Eliminar
  11. Te acabo de leer, un poco tarde pero en plena noche de S. Juan. Me ha encantado tu cuento muy apropiado para hoy. Tienes la virtud de dulcificar hasta las brujas.

    Un abrazo y todo lo bueno para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Digo yo que las brujas también tendrán su corazoncito! jeje. Un abrazo, Airblue

      Eliminar
  12. Un cuento sanjuanero!!!! Con lo que he saltado yo por entre el fuego!!!! Brujas y entes creativos, dadle calor en la noche mágica a esta amiga escritora!!!!
    Feliz noche!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya veremos si tus plegarias son escuchadas, Blanca! jeje. Un cuento sanjuanero es lo que toca ahora.
      Un besote

      Eliminar
  13. Qué bien cuentas, con esa inocencia y espontaneidad de los niños, este cuento de brujas, que es toda una lección de buen humor, con personaje feérico tan peculiar como Calamidad Calambres. Con qué encantos le pones los nombres a tus personajes. Mis respetos. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...a los niños hay que engancharlos de alguna manera, y estas cosas les suelen gustar mucho. Ellos no se sorprenden tanto como lo hacemos los adultos, lo ven más natural.Son la imaginación personificada.
      Muchas gracias por tu comentario, Carlos
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Una bruja muy especial, me encantó la ilustración con la araña en el gorro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. He tenido noches de San Juan parecidas a la de Calamidad Calambres, aunque no en un cementerio. Bueno, tampoco me arreglé como ella, pero al amanecer... Menos mal que siempre esperaba el agua de las hierbas puestas al rocío que, dicen, lo arregla todo.

    Muy entretenido tu cuento

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tus noche de San Juan han sido como las de Calamidad Calambres habrán sido bien divertidas. Me alegro.
      Un beso

      Eliminar
  16. Ja ja ja, ¡qué bueno! ¡Me ha encantado! Y me he sentido un poquito identificada con ella también, ja ja.

    ¡Besos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, Margarita. Hay siempre por ahí algunas brujillas camufladas...Me alegro que tú seas una de ellas, jeje.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Jajajaja, qué envidiosas las amigas.
    Voy a regalarle a mi hermana ese perfume, ella que odia la coliflor con todas sus fuerzas.
    Me ha gustado mucho el cuento, adoro las historias de San Juan, aquí vemos Xanas.

    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aroma de coliflor cocida para tus enemigos resultará de lo más oportruno, ya lo verás. Seguro que triunfas, jeje.
      Gracias, Marigem. Besitos

      Eliminar
  18. Hola Rita, me lo he pasado genial leyendo tu maravilloso cuento y imaginándome a la brujita jeje, aunque el suculento desayuno se lo dejo todo a ella lo mismo que el perfume, que aunque me gusta mucho la coliflor el perfume no:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo también le dejo todas esas cosas menos el rato de diversión. Muchas gracias, Piruja

      Eliminar
  19. Qué maravilla de cuento, me ha encantado ¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Imagino la belleza con la crema y el aroma a coliflor,jajaja,buenísimo cuento,cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, con la crema y la coliflor debia estar radiante la bruja...¡Daría gusto verla! jejeje. Un abrazo Fiaris

      Eliminar
  21. La nochde de San Juan es tan corta que no da para muchas fiestas, pero la bruja es sabia sabe que es mejor disfrutar que dormir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que pasarlo bien sea como sea. Besitos, Carmen

      Eliminar
  22. Calamidad Calambres tiene toda la razón, además esa crema promete y mucho.

    Besines utópicos y gracias por tus ánimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crema prometerá mucho pero yo no me la pondría por si acaso, jejeje. Muchas gracias, Inma, por tu visita

      Eliminar
  23. No me imagino unas brujas de botellón, jeje. En una disco, por lo menos creerían que iban a una fiesta de disfraces, jajaja. De todos modos, yo creo que deberían seguir con la tradición, qué caramba.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que sigan las tradiciones. Las brujas a bailar alrededor del fuego.
      Un abrazo, Josep

      Eliminar
  24. siempre es placer para mi el leerte

    ResponderEliminar
  25. Un divertido cuento hacía tiempo que no leía un cuento de bruja, es muy entretenido.Siempre es un placer leerte amiga. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar